martes, 15 de agosto de 2017

La dictadura de la talla 38


La fotógrafa Yolanda Domínguez denuncia el rigor de los estereotipos femeninos en la muestra ‘Little Black Dress’, en el Museo del Traje y dentro de PhotoEspaña

La diversidad femenina a través de la exposición, Little Black Dress.
La diversidad femenina a través de la exposición, Little Black Dress. YOLANDA DOMÍNGUEZ
MARTA VILLENA
https://elpais.com/



Las imágenes tienen el poder de visibilizar algo, pero también de ocultar todo aquello que no representan. La artista visual, Yolanda Domínguez, denuncia que en el sector de la moda solo se visibiliza un único tipo de mujer: blanca, delgada y joven. “El resto, por lo tanto, no se representan, quedando así estigmatizadas y presentadas ante la sociedad como personas anormales”, explica la artista madrileña, que ha querido rendir homenaje a la diversidad femenina criticando los imaginarios de consumo a través de una exposición, Little Black Dress, que puede verse en el Museo del Traje hasta el 17 de septiembre (Avenida de Juan de Herrera, 2; entrada gratuita; visitas comentadas a la muestra el 17, 24 y 31 de agosto, a las 19.00 y a las 20.30; más información en 91 550 47 08).
Little Black Dress es el resultado de más de un año y medio de trabajo. “Pero todavía está sin concluir”, avisa Domínguez, que sigue animando a más mujeres a participar en su proyecto. De hecho, todas aquellas que estén interesadas pueden ponerse en contacto con la artistas a través de su correo electrónico (info@yolandadominguez.com) que también aparece en el folleto de la exposición.La muestra pertenece a la Sección Oficial de PhotoEspaña2017. Para este proyecto, Domínguez ha escogido un vestido negro de la talla 38 y ha buscado a mujeres de todas las tallas, razas y edades. “El objetivo era unir estos dos extremos: por un lado, ese estereotipo —a través del vestido—, y por otro, los diferentes cuerpos de mujeres que representan la verdadera diversidad femenina”, explica Domínguez. A algunas de estas mujeres la prenda les queda estrecha, les constriñe, mientras que a otras les queda ancha, no se adapta a su figura. A pesar de ello, todas ellas posan orgullosas y empoderadas en las fotografías que Domínguez les ha realizado.
Antes de acceder a la galería de imágenes que se exhiben, se ha de pasar primero por un laberinto de probadores. “La idea es que el visitante experimente lo que nosotras sentimos cuando acudimos a una tienda de ropa y nos enfrentamos al estereotipo”, explica Domínguez. Tras el recorrido —en el que se ponen de manifiesto sentimientos tan diferentes como los complejos, los deseos, la culpa o la aceptación—, se llega a la sala de la muestra fotográfica donde se celebra la diversidad. “Mujeres de todo tipo mostradas conjuntamente. Con ello busco la reivindicación frente a lo que hacen los editoriales de moda que nunca muestran a diferentes modelos de mujeres juntas”, dice la autora. Y añade: “No habría que hacer un editorial separado para tallas grandes, sino algo conjunto que normalice la muestra de cuerpos diferentes”.
Las imágenes, impresas a doble cara, crean un mosaico en el que el visitante puede caminar entre ellas. Preguntada por la concienciación social, Domínguez cree que “las redes sociales, están generando un activismo muy directo contra aquellos anuncios de mujeres que no representan a todas”, y que “sensibilizar es siempre el paso previo para un cambio real”. Sin embargo, no solo las mujeres sufren este problema. Aunque en menor medida, los hombres están empezando a padecer cada vez más el impacto de los estereotipos de belleza. Un problema, según Domínguez, “generado por la industria de la moda que ha encontrado un nuevo nicho de mercado en el público masculino”.
A la muestra también le acompañan dos proyecciones audiovisuales, Niños vs. Moda (2015), que se hizo con el premio Baezly Designs of the Year 2016, otorgado por el Design Museum de Londres, y Poses (2011). Ambos, proyectos previos de la propia Domínguez que completan la reflexión sobre cómo nos influyen las imágenes y cómo se difunden los estereotipos.
Resultado de imaxes para Yolanda Domínguez ‘Little Black Dress’

O segundo renacer do castelo de Sobroso, no que coroaron a grandes reis de Galicia

Resultado de imaxes para castelo de Sobroso

http://historiadegalicia.gal/

Fogar de grandes nobres galegos. Por el pasaron os e as monarcas máis importantes doReino de Galicia e dise que resistiu asedios de normandos e de irmandiños. O castelo de Sobroso, en Vilasobroso (Mondariz), domina desde o alto da Pena do outeiro de Landín, todo o val do Condado ata a fronteira de Portugal.
Existiu no seu lugar un castro prerromano. As orixes do castelo remóntanse posiblemente á época da expansión cristiá cara ao sur da península ibérica, pero a primeira referencia sobre o castelo non chega ata o século X cando o rei Bermudo II se refuxia na fortaleza durante a batalla de Portela Arenaria, en Vilasobroso, no ano de 983 entre os seus partidarios e as tropas de Ramiro III, rei de León.
No ano 1095 os reis de Galicia, dona Urraca e Raimundo de Borgoña, concédenlle o señorío de Sobroso ao bispo de Tui, Aderico. A histórica vila onde se localiza o castelo aparece por primeira vez documentalmente citada baixo o título de Villa de San Martini de Portela subcastelo de Suveroso no ano 1170 nunha escritura de doazón Real de Fernando II de León ao bispo de Tui.
Castelo de Sobroso / Galipedia
Polas súas estancias pasou a raíña Urraca, o seu fillo o reiAfonso VII (que foi coroado rei neste castelo), e os Sobroso, familia propietaria do castelo, emparentados co rei Afonso IX. Tamén aquí se celebrou a voda do rei de Portugal, Dinís I, con Isabel, filla de Pedro III de Aragón, máis tarde canonizada como santa Isabel de Portugal.
As páxinas máis relevantes da súa historia tiveron lugar nos séculos XV e XVI, coas familias Sarmiento e Soutomaior. Tamén as revoltas irmandiñas tiveron neste castelo un destacado protagonismo. Tras sufocarse a revolta, Diego García Sarmiento reconstrúe o castelo pero pouco despois Pedro Madrugaapoderouse de Sobroso, e perdeuno durante o seu cativerio en Benavente (1477-1478). Unha vez libre, tratou infrutuosamente de recuperalo con 5.000 infantes e 1.000 cabaleiros, polo que levantou o veciño castelo da Picaraña.
Os Reis Católicos ordenaron o seu derrubmento dúas veces en 1481 e 1486, pero este non se levou a cabo e a fortaleza pasou a mans dos Sarmiento, señores de Sobroso e Salvaterra. Foi perdendo paulatinamente o seu papel defensivo, que foi seguido dun período de douscentos anos de abandono e progresiva ruína.
Posta en valor
E, precisamente, toda esa historia está sendo posta en valor tras a sinatura por parte da Deputación de Pontevedra e o Concello de Ponteareas dun convenio dotado de 384.000 € para conservar e manter o Castelo de Sobroso. Este convenio, xunto ás actuacións que a Deputación vai realizar este verán no Bosque Atlántico do recinto, suporán un investimento total de 524.000 € durante o 2017.
As obras de conservación e mantemento que se van realizar neste recinto histórico, segundo adiantou Silva, son previas ao proxecto de musealización a través do cal se vai converter o Castelo de Sobroso nun centro cultural e natural que permitirá aos visitantes coñecer a historia do recinto pero tamén o Bosque Atlántico que se atopa ao seu carón.
A senda circular polo Bosque Atlántico incluirá seis paneis tecnolóxicos con contidos en inglés, castelán e galego elaborados por especialistas no Bosque Atlántico, integrado por especies como os carballos, castiñeiros, sobreiras, camelias, cipreses e árbores froiteiras.

Feminismo salvaje

No entiendo que después de siglos de maltratos y explotación despiadados, las mujeres sigan aguantándonos, queriéndonos y cuidándonos

Resultado de imaxes para machismo

Javier Cercas
http://elpaissemanal.elpais.com/

DESENGAÑÉMONOS: los hombres de mi generación somos machistas por defecto. Los de mi generación y los de la anterior y los de la anterior a la anterior, y así hasta el infinito. La culpa la tienen por supuesto nuestras madres, cosa que yo sé muy bien porque soy el único varón en un hogar de cuatro hembras y mi madre nunca me dejó fregar un puñetero plato, mientras que mis hermanas la ayudaban en las faenas de la casa (¡un beso, mamá!). No sé cómo serán los chicos de ahora: a juzgar por mi hijo, muchísimo mejores que nosotros; a juzgar por las estadísticas, iguales o peores. Por una vez seguro que tienen razón las estadísticas.

DE MOMENTO, Y HASTA NUEVA ORDEN, INCLUSO LA FORMA MÁS EXTREMISTA DE FEMINISMO ES DEMASIADO MODERADA

Pero la verdad de la verdad es que la culpa de todo no la tienen nuestras madres (¡otro beso, mamá!). Increíblemente, desde el principio de los tiempos los hombres hemos considerado a las mujeres como seres inferiores, poco más que animalitos domésticos creados para hacernos la vida agradable; y esto no sólo lo hemos hecho los hombres normales y corrientes, sino también los sabios más sabios que en el mundo han sido. Claro que aquí también hay excepciones. La más notoria es un viejo veterano de Lepanto llamado Miguel de Cervantes, que vio a sus hermanas humilladas y ofendidas por los cabrones de turno y llenó sus libros de mujeres valerosas que no se cansan de denunciar los desafueros de los hombres ni de clamar por su dignidad y su libertad. Y por cierto: mucho don Quijote mucho don Quijote, pero lo que nadie dice es que, si don Quijote estuviera vivo, santificando todos los caminos con el paso augusto de su heroicidad (como dice Rubén Darío), sin la más mínima duda se dedicaría en exclusiva a perseguir por tierra, mar y aire a esos hijos de mala madre que maltratan y asesinan mujeres y, una vez los hubiera pillado, sin fórmula de juicio les cortaría el rabo y los testículos, se los metería en la boca, les cosería los labios con hilo de bramante y los abandonaría en mitad de Los Monegros para que murieran al sol en medio de horribles tormentos. Eso es lo que haría don Quijote, y don Quijote no se equivoca nunca. Hay cosas que no entiendo. No entiendo que, después de siglos y siglos de maltratos y explotación despiadados, las mujeres sigan aguantándonos, sigan queriéndonos y cuidándonos. No entiendo que, mientras unos cobardes de mierda matan mujeres indefensas a diario, no broten como hongos comandos de mujeres armadas que imiten a don Quijote y se tomen la justicia por su mano y se dediquen a cortar rabos y testículos y todo lo demás, incluido el sol de Los Monegros. Pero lo que de ninguna manera puedo entender es que, después de haber sido gobernadas durante milenios por nosotros —en lo esencial una panda de descerebrados borrachos de testosterona y únicamente ocupados en beber cerveza y averiguar quién es más macho mientras provocamos catástrofes—, las mujeres no nos hayan prohibido de manera terminante el acceso al poder ni nos hayan castigado a fregar suelos de rodillas durante los tres próximos siglos. En resumen: hay quien piensa que el feminismo se está volviendo de un tiempo a esta parte extremista y está yendo demasiado lejos; yo lo que pienso es que de momento, y hasta nueva orden, incluso la forma más extremista de feminismo es demasiado moderada. ¿Tiene solución nuestro milenario y vomitivo machismo por defecto? A corto plazo, lo dudo, al menos en lo que a mí respecta. Pero he observado que algunas cosas pueden resultar útiles; por ejemplo, tener una hija adolescente. De hecho, un amigo mío la tiene y, aterrorizado ante los peligros que la acechan, ha creado una Asociación de Padres de Hijas cuyo símbolo es una podadera y cuyo lema el siguiente: “Capar, capar, capar”. Vamos por buen camino.

En fin. Todo lo anterior se me ocurrió leyendo una deliciosa novela gráfica titulada Más vale Lola que mal acompañada; la protagoniza un personaje llamado Lola Vendetta, que aparece en la portada con su espada tinta en sangre quijotesca; su lema es: “El feminismo no se sufre, se disfruta”. Como todos los héroes, Lola Vendetta no tiene edad; su autora, Raquel Riba, tiene 27 años. Que Dios las bendiga a las dos. Y a ti también, mamá.

Resultado de imaxes para machismo

No son inmigrantes, son niños

<p>Tres niños juegan a la pelota en la plaza de Agustín Lara en Lavapiés (Madrid).</p>

GORKA CASTILLO
http://ctxt.es/
“El que abre la puerta de una escuela, cierra una prisión”. Con esta crudeza describió Victor Hugo el papel social de la enseñanza inclusiva en uno de los discursos incendiarios que solía pregonar hace 170 años. Mucho ha cambiado el mundo en estos dos siglos pero la paradoja descrita por el escritor francés no ha variado un ápice. Integración y educación podrían ser sinónimos. Hoy lo asume hasta la ONU. Basta con ojear sus informes de los últimos años para calibrar la estrecha relación que guardan. Otra opción es aprovechar el rojo atardecer veraniego para pasear por las calles adoquinadas del barrio madrileño de Lavapiés, un recorrido que discurre por Latinoamérica, África y el sureste asiático.
Con más de 2.000 menores extranjeros censados y dos centros públicos para todo el vecindario, Lavapiés es una especie de mapamundi escolar. Lo sabe bien Vicente Leal, maestro en activo. En marzo, los padres se levantaron en armas contra la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para evitar el cierre de uno de ellos, el colegio Antonio Moreno Rosales, un monumento a la educación inclusiva donde conviven menores de 20 nacionalidades diferentes. Durante semanas, se rumió el dolor con la ira. Oficialmente se dijo que las instalaciones eran inadecuadas para unos niños que necesitan algo mejor. No era del todo cierto. El objetivo era reducir gastos fusionándolo con otro centro próximo. Las familias aún juran indignadas que aceptarlo hubiera significado clavar otra estaca envenenada en el corazón vigoroso de un barrio participativo como éste. Hablaron con el ayuntamiento. Recurrieron a los conocidos, a otras asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPAS), como la de Vicente Leal, para aumentar la presión. “El colegio no se cierra”, clamaron una mañana desde las aceras. Pero, como siempre, no es sencillo mover cielo y tierra con un casco de obra bajo el brazo o estando en el paro. Al final recogieron firmas. La del club de fútbol los Dragones, los partidos de izquierda, la Bangladesh Association, las parroquias. Un clamor. Lo importante es que la consejería canceló su plan, al menos, de momento.
LA RADIOGRAFÍA DEL ALUMNADO MIGRANTE EN ESPAÑA ES ESCLARECEDORA. EN MADRID, POR EJEMPLO, EL 82% DE ELLOS ACUDE A CENTROS PÚBLICOS Y SÓLO EL 18% ESTUDIA EN LA PRIVADA O LA CONCERTADA, FRENTE AL 32% DE LA MEDIA NACIONAL
“Es símbolo de una lucha ganada porque Madrid se ha convertido en un laboratorio educativo neoliberal. Desde la llegada al poder del PP se está produciendo una reformulación del Estado del Bienestar y entre los sectores afectados, el que más lo ha sentido es la enseñanza pública que es la que absorbe el mayor volumen de estos estudiantes”, asegura Leal. Los datos avalan su opinión. Los programas de acompañamiento escolar se han recortado casi un 90%, los planes contra el abandono escolar se han suprimido y las aulas de enlace que tanto servicio hacían por la integración de estos menores no han corrido mejor suerte.
La radiografía del alumnado migrante en España es esclarecedora. En Madrid, por ejemplo, el 82% de ellos acude a centros públicos y sólo el 18% estudia en la privada o la concertada, frente al 32% de la media nacional. Además, solo un tercio de los menores extranjeros recibe hoy cursos de alfabetización, lo que convierte la brecha idiomática en una trinchera insalvable. Cierto es que cada comunidad autónoma aplica sus propios planes educativos pero España en su conjunto ocupa el puesto 11 entre 32 países analizados en los estudios sobre inmigración realizados por la Comisión Europea. No es un mal resultado, a juicio de los expertos. Lo peor es que la educación inclusiva ha sido quien ha pagado el pato de los recortes.
Desde 2011, la política del PP ha sido especialmente agria para este sector. Así, los presupuestos destinados al fomento de la integración y al acompañamiento escolar de extranjeros han pasado de 174 millones de euros en 2012, los últimos de la era Zapatero, a los 4 millones previstos para este año. Y para rematarlo, el Gobierno diseñó la Lomce, una reforma del sistema que sólo ha colocado más obstáculos infranqueables en el camino de los alumnos de familias humildes, ya no solo migrantes, a menudo necesitadas de refuerzos escolares para superar las dificultades del aprendizaje. Las consecuencias de esta política segregadora, auguran investigadores pedagógicos como José Ignacio García y Marisa Hidalgo, empezarán a visualizarse durante la próxima década pero los síntomas no son nada alentadores.
Para empezar, según datos del Ministerio del Interior, 4 de cada 10 alumnos inmigrantes abandonan hoy la educación obligatoria en España, el porcentaje más alto de Europa. “Esto, indudablemente, aumenta la vulnerabilidad social de este colectivo y reduce en más de un 90% las oportunidades futuras para alumnos de entornos socioeconómicos más desfavorecidos, muchos de ellos migrantes de primera o segunda generación”, afirma el profesor Vicente Leal.
Otro estudio reciente sobre España, este de la OCDE, concluye que “la integración depende de la capacidad del sistema educativo de actuar como mecanismo socializador”. En un artículo académico publicado por la Universidad de Granada, la investigadora Cristina Goenechea indicaba que, además de las dificultades objetivas con el idioma y el duelo migratorio que padece la mayoría de los menores extranjeros, existen problemas subjetivos como la falta de identificación cultural y el desarraigo familiar que el sistema debería amparar pero que no le ha preocupado.
Nora nació en Marraquech en 2002 y emigró con su familia a España hace 6 años. Su padre está orgulloso de ella “porque es una gran estudiante”, dice. Cuando llegaron a Valencia la matricularon en una escuela pública. Había diez compatriotas en su aula. “Todos de diferentes edades. Lo único que nos unía era la nacionalidad y que ninguno de nosotros hablaba casi español”, comenta la joven. Ahora en Madrid son 32 alumnos en el mismo centro y domina un castellano sazonado con un acento de andaluz dulce. Aunque su madre lleva velo, no lo impone en su casa. Nora, por ejemplo, no lo usa: “Ya me lo pondré si quiero”. Con sus amigas, sentadas a su alrededor en la plaza de Arturo Barea de Lavapiés, Nora comparte algunos sueños: “Me gustaría estudiar Filología en la universidad”. Su porvenir está aquí. 
LOS PRESUPUESTOS DESTINADOS AL FOMENTO DE LA INTEGRACIÓN Y AL ACOMPAÑAMIENTO ESCOLAR DE EXTRANJEROS HAN PASADO DE 174 MILLONES DE EUROS EN 2012, LOS ÚLTIMOS DE LA ERA ZAPATERO, A LOS 4 MILLONES PREVISTOS PARA ESTE AÑO
La inmigración ha sido el factor de transformación más radical que ha experimentado España en las últimas décadas. En 33 años ha pasado de ser un país migrante a convertirse en el décimo país del mundo que más inmigrantes acoge en números absolutos. Si en 1981 vivían aquí 198.000 extranjeros, a comienzos de este año eran casi 6 millones. El Ministerio de Educación cifró en 715.000 el número de menores escolarizados durante el pasado curso académico. Sin embargo, Lourdes Reyzabal, presidenta de la Fundación Raíces, una organización que se dedica a apoyar a menores en situación de exclusión, se queja de que “probablemente” ese número se quede corto. 
El motivo de su desconfianza se debe al comportamiento mostrado por el Gobierno con menores extranjeros que llegaron a España sin la tutela de adultos y a los que la Fiscalía ha tratado como si fuesen mayores de edad.  “Esto les impide entrar en el sistema de protección de menores, en el que está incluida la educación obligatoria”, explica. La fundación no está sola en esta denuncia. Al lado de su firma está Amnistía Internacional, el Consejo General de la Abogacía Española, Noves Vies, la Plataforma de Infancia, Save the Children y el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM). Al menos 11 niños, que conozcan, se encuentran hoy en esta dramática situación. Pero el número podría ser mayor. 
“El origen se encuentra en la aplicación de un controvertido protocolo para determinar la edad del menor. Consiste en radiografiar la muñeca del brazo izquierdo pero esta prueba tiene un margen de error que ya ha sido científicamente demostrado. Si el resultado indica que ese joven es mayor de edad, se anulan todos los documentos acreditativos oficiales que traiga o que puedan expedirle desde su embajada de origen”, indica la presidenta de Raíces. El destino que aguarda a estos menores es su reclusión en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) para adultos, la deportación o una vida en la calle. La organización que dirige Lourdes Reyzabal tiene acreditados 100 casos de menores expulsados por esta causa siguiendo órdenes de la Fiscalía. 
Un caso estremecedor es el que padeció en 2016 un camerunés de 15 años. Fue enviado 5 meses al CETI de Ceuta hasta que logró certificar oficialmente su verdadera edad. Meses más tarde, ya bajo la protección de la Comunidad de Madrid, se le diagnosticó una tuberculosis. La Fiscalía ordenó repetir la prueba ósea y ante su negativa le declaró mayor de edad. Fue abandonado en la calle. Resulta difícil averiguar cuántos menores extranjeros viven hoy tutelados por la administración. Según la Abogacía del Estado, 3.000 jóvenes recibieron educación, cobijo y atención sanitaria básica durante el pasado año. 
Un pequeño grupo de ellos subsiste en un céntrico parque del barrio de Hortaleza, en Madrid. Aquí se ubica el centro de primera acogida de menores extranjeros, el hogar adonde son enviados cuando se encuentran en situación de desamparo. Hay alrededor de 50. Tienen dormitorios, comedor, sala de estudios donde reciben clases y unas normas rígidas de funcionamiento. Quien no las cumple es trasladado a lo que se conoce como El Nido, la habitación de la planta baja donde son recluidos los alborotadores. Pero este grupo de menores, todos magrebíes, se negaron a obedecer el castigo. Los guardias que vigilan el centro los sentenciaron: o El Nido o a la calle hasta que pidan perdón. Y se fueron a dormir bajo un abedul frondoso. 
Situaciones como ésta son las que han vuelto a alarmar a las organizaciones que trabajan con inmigrantes porque indican que algo está fallando en los primeros estadios educativos de unos menores con dificultades para la integración. “El riesgo de mantener este tipo de políticas tan poco inclusivas lo encontramos en algunos países de nuestro entorno donde la marginación ha provocado la guetización de extranjeros furiosos por la falta de oportunidades”, señala Reyzabal. 
Y es aquí de donde parte una de las más apremiantes advertencias, además del absentismo escolar, realizadas por la inmensa mayoría de los expertos e instituciones internacionales que han tratado la cuestión: reducir la concentración de estudiantes extranjeros en un mismo centro a menos del 30% del alumnado total. En España, no se aplica de manera habitual, especialmente en aquellos lugares donde la densidad de población inmigrante es alta. Un detallado estudio elaborado para la Fundación La Caixa por el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona Jorge Calero y el profesor Josep Oriol Escardíbul entre más de 25.000 estudiantes en España concluye que una distribución equilibrada del alumnado migrante entre centros mejora el rendimiento académico colectivo y favorece su integración. Además, subrayan la importancia capital de aplicar medidas de educación compensatoria “lo antes posible para poder corregir déficits en la educación infantil”. 
La degradación de los planes de ayuda escolar destinados a los jóvenes extranjeros ha empujado a muchas familias inquietas por el oscuro porvenir de sus hijos a buscar las clases de refuerzo en el ámbito solidario vecinal surgido por toda la geografía nacional en los últimos años. Uno de esos oasis culturales que, sin pretenderlo, cubren el vacío dejado por la huida del Estado es el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA) en el madrileño barrio de Legazpi. Dani es profesor de secundaria en el colegio público Tierno Galván a tiempo completo pero saca tiempo para dinamizar a los chicos del barrio. “No sé si la estructura educativa está preparada para acoger a estos niños. No quiero generalizar porque si pienso en su falta de costumbre de ir a la escuela, también pienso en esos refugiados que desean estudiar como sea”, explica.
Ahí está el caso de un joven migrante residente en la depauperada Cañada Real que ha llegado a ingeniero a base de esfuerzos extraordinarios y una tenacidad desorbitante. “Sí, ya sé que un caso excepcional pero, a excepción de la alfabetización y el idioma, el éxito no sólo tiene que ver con los recursos”, añade. Hace unos meses llegó hasta el EVA una familia de refugiados palestinos. Padre y madre con siete hijos. La principal queja era que ninguna institución les facilitaba el estudio del castellano, una losa difícil de superar. Su hija quería aprender, el niño deseaba jugar, la madre ansiaba progresar, el padre necesitaba trabajar. Nada. Llegaron a la conclusión de que el sistema público bloqueaba su inclusión. “Han cerrado casi todas las aulas de refuerzo idiomático y eso si es por falta de dinero”, concluye Dani, el maestro del Tierno Galván. Al fondo, observándolo todo, el abandonado y gigantesco mercado de hortalizas que hace años abastecía a todo Madrid. Lástima que los gatos no hablen.
Resultado de imaxes para No son emigrantes son niños

Asociación Española de Víctimas de Rajoy

Resultado de imaxes para Asociaciones de utilidad pública
Lean, lean con estupor el artículo que hoy firma Danilo Albin en el que nos cuenta cómo el Gobierno de Rajoy ha declarado de “utilidad pública” a varios grupos católicos y antiabortistas, lo que les reportará privilegios fiscales. Un auténtico atropello, una discriminación en toda regla y, en definitiva, uno de los muchos gestos a que nos tiene acostumbrados el Partido Popular (PP) que nos retrotrae a esa España en la que Milla Astray viviría a sus anchas.
Amparándose en el artículo 22 de nuestra Constitución (derecho de asociación), impedir que germinen este tipo de agrupaciones es complicado, más aún en un país como España en el que los ultraconservadores, lejos de desaparecer, crecen como setas. Sin embargo, es posible: algunas de estas asociaciones, desde Hazte Oír a Másfuturo o Rescatadores Juan Pablo II son dañinas, perjudiciales a la sociedad.
Un@ puede profesar la religión que quiera, pero cuando la práctica de ésta o las acciones que se realizan basadas en ella vulneran libertades civiles, no debería tener ninguna cobertura legal. Dicho de otro modo, estas asociaciones deberían ser sancionadas so pena de disolverse si continúan propiciando delitos de odio, si intimidan a acosan a las mujeres que voluntariamente deciden interrumpir su embarazo.
En lugar de proteger el bienestar de quienes no incumplen la ley, los de Génova dan alas a quienes rozan lo delictivo. Ni siquiera es que hayan mirado para otro lado, consintiendo que canallas como l@s de estas asociaciones continúen propagando su mezquindad, es que les conceden privilegios.
Por este motivo, y amparándonos en ese artículo 22 de la Carta Magna, ¿por qué no crear la Asociación Española de Víctimas de Rajoy (AEVR)? En ella podrían tener cabida todas las víctimas de los casos de corrupción del PP, todas esas a las que no han llegado los servicios públicos que deberían haberse desarrollado porque alguna de las tramas ‘se lo llevaba calentito’. Lo mismo sucece con quienes no han tenido becas, ley de dependencia o padecen el copago farmacéutico mientras rescatamos a fondo perdido a los bancos.
Los afectados por las hipotecas con claúsula suelo a los que el Gobierno condenó a los tribunales pese a existir ya una sentencia en firme, los olvidados de las hipotecas IRPH, las ninguneadas víctimas de violencia machista, l@s investigadores, l@s enferm@s de hepatitis, quienes encandenan decenas de contratos temporales al mes y viven bajo el umbral de la pobreza, los emigrados, las víctimas de algunas de las asociaciones de utilidad pública para el PP, los defensores de las renovables, los que priman el medio ambiente sobre el ladrillazo, quienes han visto su libertad de expresión amordazada…
Son tantas y tantas las víctimas de Rajoy, que la AEVR sería la primera asociación que naciera con millones de miembros desde el día uno… y además, susceptible de ser declarada de utilidad pública por dar amparo legal a tod@s sus soci@s y a cualquier otra víctima de las políticas y ‘despolíticas’ de Rajoy. ¿A qué esperamos?
Resultado de imaxes para Asociaciones de utilidad pública

AREAS SANITARIAS... Para que mandedes alegacions á Modificación da lei Galega de Saúde do 2008

Para se queredes mandedes alegacions á Modificación da lei Galega de Saúde do 2008: Mándase modelo


Impreso para realizar as suxestións que consideredes ó anteproxecto de Lei de Modificación da Lei de Saúde de Galicia do ano 2008. 

Poñemos un modelo de suxestión:

 "Solicito QUE SE RETIRE o Anteproxecto de Lei que modifica a lei de Saúde de Galicia do ano 2008.

Os motivos son: que limita, ata facer desaparecer, ós órganos de participación cidadán, pilar do Sistema Sanitario Público Galego. Privatiza a educación e a investigación. Favorece a administración do sistema dende as xerencias e dende @s xef@s de servizo. Polo seu Hospitalcentrismo e abandono da Atención Primaria, ca consecuente desertización do Rural Galego.

    En fín, que se retire e que se poña en marcha a lei de Saúde de Galicia do 2008, que no que respecta ós órganos de participación, está sin aplicar, incumprindo o PP unha lei de obrigado cumprimento".

COPIAR E PEGAR NO ENLACE ANTERIOR

Outro modelo:

 Este anteproxecto é un atentado á sanidade pública. Non se poden eliminar áreas sanitarias, afastando os centros de toma de decisión da poboación. Se o goberno do Partido Popular e a Consellaría de Sanidade pensan que é preciso un novo mapa sanitario, deben abrir a posibilidade de crear un grupo de traballo para debater sosegadamente este tema, baseándose na evidencia, e na procura dunha mellora  da calidade e da asistencia sanitaria, e non só crear superestruturas con super Xerentas/es.
A Consellaría de Sanidade debería utilizar este anteproxecto para vincular as xerencias coas áreas sanitarias, e crear as Áreas de Barbanza, Verín e Cee, para xestionar os centros hospitalarios de forma integrada coa súa primaria. E non para eliminar as actuais áreas sanitarias.
O desmantelamento destas áreas sanitarias é contrario aos principios recollidos na Lei Xeral de Sanidade, que recolle que se crearán as áreas de saúde tendo en conta os factores xeográficos, socioeconómicos, demográficos, laborais epidemiolóxicos, culturais, climatolóxicos e de dotación de vías e medios de comunicación.
Polos motivos expostos, pido a retirada deste anteproxecto.
COPIAR E PEGAR NO ENLACE ANTERIOR

   Indicamos os links onde podedes mirar a Lei, o Anteproxecto de Lei e o portal da transparencia da Xunta, onde se fan as reclamacións. Despois da xuntanza de onte da Plataforma SOS Sanidade Pública de Galicia, temos ata ó 17 de Agosto, para presentar as alegacións que consideremos. Como o que queremos é que se retire o anteproxecto, ise será o obxetivo.....e tamén queremos, que se desenrole a Lei do ano 2008, que ano a ano o PP non quere cumprir. 

Plataforma en defensa da sanidade pública da área do Barco

xoves, 10 de agosto de 2017

"Tú parir, yo legislar"

EFE
Yolanda Domínguez
http://www.huffingtonpost.es/

Así, al más puro estilo Tarzán, se ha arrancado esta semana el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, respondiendo a en Twitter a una mujer que le señala que su cuerpo (el de él) no puede abortar ni gestar. "No señora. El mío legisla."fue su contundente y escalofriante respuesta. No sabemos si mientras escribía estas palabras el señor Girauta también llevaba puesto un taparrabos y se daba golpes en el pecho al grito de ¡Yabba-Dabba Do!, lo que sí suponemos es que ese día se fue muy tranquilo a dormir habiendo demostrado públicamente su hombría y dejado bien clarito quién manda aquí: hombre blanco sobre mujer salvaje. Sólo le faltó utilizar el infinitivo del verbo para enunciar semejante locución, como si las mujeres fuésemos una raza exótica, que no entiende el lenguaje hablado y a la que hay que domesticar.
Al hilo de este debate, el de lo que las mujeres deben hacer con su cuerpo, salió en su defensa su compañero de partido, Felix Álvarez. La manada haciendo piña una vez más. En este caso no eran 300, eran sólo dos, pero muy bien avenidos. El diputado cántabro, también conocido como Felisuco, hizo gala de su faceta humorística añadiendo "Ya sabes... ¡¡Nosotras parimos, nosotras decidi... ay, qué no!!" Plas, plas, plas, Felisuco. De verdad, qué sentido del humor y qué elegancia la tuya. Por curiosidad, ¿también llevabas puesta la peluca de rizos y el delantal de flores con el que soléis interpretar los papeles de mujer? Habría estado genial veros a los dos ataviados, uno con el taparrabos y el otro rodillo en mano.
Por curiosidad, ¿también llevabas puesta la peluca de rizos y el delantal de flores con el que soléis interpretar los papeles de mujer?"
Al parecer, todo este festival del humor, digo hilo de tuits, vino provocado por una declaración del portavoz en la que hacía referencia al uso del cuerpo femenino, por parte de otros, de forma "desinteresada". "O sea que tu cuerpo es tuyo para abortar, pero no para gestar desinteresadamente el hijo de otros". Acabáramos. Con el altruismo hemos topao. Esta es sin duda la piedra angular sobre la que se sustenta Ciudadanos como si fuésemos todas bobas. O salvajes. O exóticas. Lo mismo da. Ciudadanos ha abierto una de las cajas de pandora de la condición femenina: la generosidad. El concepto maternal por excelencia. La entrega sin límite a los demás. La capacidad de dar sin pedir nada a cambio. "Cariño, cógeme el bajo de este pantalón, hazme la cena, dame un masajito o géstame un niño... Venga cari, a ti qué más te da, si sólo son nueve meses de embarazo". Ay de nosotras si se nos ocurre negarnos: pasamos de ser santas madonas a brujas egoístas en un milisegundo, porque según dicen, negamos "la posibilidad de ser padres a personas que biológicamente no pueden". Aquí nadie se cuestiona lo que los compradores hacen o no a las mujeres sino lo que ellas hacen a quienes desean tener hijos y no pueden. La mujer es mala, el hombre poderoso. No se puede caer en más clichés.
TWITTER
El tuit de Girauta es toda una declaración de intenciones que resume a la perfección de qué va todo este asunto: de hombres poderosos blancos que deciden sobre el cuerpo de las mujeres pobres racializadas. Analizando los casos de aquellos países donde la gestación altruista ya es legal podemos comprobar que sólo sirve para abrir la puerta al mercado de mujeres en otros países del mundo. En lugares como Ucrania, California o Reino Unido, los compradores no encuentran donantes y recurren al comercio internacional. En el caso del Reino Unido la maternidad subrogada altruista es legal desde 1985 y curiosamente es el país con mayor índice europeo de gestaciones contratadas en el extranjero. Otra de las "ventajas" de la legalización altruista es que puedes acudir al mercado reproductivo internacional con la seguridad de que cuando vuelvas a España podrás registrar sin problema a ese menor ya que la práctica está permitida. Conclusión: legalizar el altruismo en los países ricos favorece el mercado en los países pobres.
Ciudadanos asegura que sólo quiere "regular una realidad". ¿Cuántos casos de este tipo se darían en España a lo largo de un año? ¿10? ¿15 como máximo? ¿Y si esa realidad es éticamente cuestionable? ¿Y si perjudica a las mujeres que viven en otro lugar? Les da exactamente igual. Su argumento se basa en velar por quienes deciden hacerlo por propia voluntad, pero a las únicas personas a las que beneficia es a quienes alquilan el cuerpo de las mujeres. Según su propuesta, que el mismo Félix Álvarez comparte, Ciudadanos se va a preocupar de que la mujer gestante posea unas determinadas características físicas y psicológicas, cumpla unos requisitos de edad y haya probado con antelación que es capaz de embarazarse... ¿Dónde están los derechos del bebé, que también es una persona? ¿O los de la propia madre gestante? ¿Qué ocurre si en mitad del proceso se arrepiente y quiere rescindir el contrato? ¿Qué pasa con los derechos de las mujeres a cuyo cuerpo se acudirá en otros países cuando aquí no encuentren a esas desinteresadas gestantes?... Para todas esas cuestiones parece que ni el propio Rivera tiene respuesta.
¿Dónde están los derechos del bebé, que también es una persona? ¿O los de la propia madre gestante? "
Lo de "mi cuerpo legisla" es una frase digna de pasar a la posteridad. Le agradecemos al señor Girauta su sinceridad y haber sabido resumir tan bien (en tan sólo 22 caracteres) la postura política de su partido. Con ella ha dejado claro que lo que menos le preocupa a Ciudadanos son las cuestiones sociales y ha despejado las dudas de quienes todavía creían en las bondades de la explotación comercial del cuerpo de las mujeres. Por supuesto también ha servido para reforzar aún más a quienes nos oponemos firmemente a esa práctica, no porque queramos decidir sobre el cuerpo de otras mujeres sino porque es nuestro derecho y nuestro deber opinar como ciudadanas sobre la legislación. Por mucho que al señor Giaruta le guste pensar que es él quien hace o deshace las leyes, tendrá que contar con nuestra voz.