luns, 18 de marzo de 2013

A Nicaragua de Rafael Trobat Bernier


Cantas palabras para explicar unha imaxe, para entender a quen a fixo ou, simplemente para intercambiar inquietudes ou ideas en torno ás imaxes que invaden o mundo.
Hoxe falaremos da obra de Trobat, quen inverteu 18 años en plasmar un impoñente reportaxe con poso humanista da realidade nicaraguana durante a transición, tralo fin da Revolución Sandinista. Son fotografías reunidas baixo o título Aquí, junto al agua. A visión de "un fotógrafo humanista, que parte do sentimento e a emoción".

Rafael Trobat Bernier  (Córdoba, 1965) ten doutorado en Bellas Artes pola Complutense de Madrid, onde traballa como profesor de fotografía. Comparte intereses comúns con Cristina García Rodero, comezou na fotografía como seu axudante en 1990, e a súa maneira de ver e sentir a fotografía: "Ella tardó 16 años en presentar España oculta y yo entre 18 y 19 para este trabajo. Vamos a contrapié de un mundo que va muy deprisa, y más con el desarrollo de lo digital. Y este trabajo exige tiempo. Y también le exigimos al espectador tiempo a la hora de ver la obra". Trobat fuxe do fotoperiodismo que sempre "acota" a imaxe. "Una foto la lees y no tienes certeza. Te creas un cúmulo de interrogantes. Yo invito al espectador a que se invente su propia historia y se sumerja en una fantasía. Hago una foto personal que va más allá de la noticia", reflexiona o autor.
Cando viaxou a Nicaragua por primeira vez, o país cativouno e regresou para captar a súa vida cotián a evolución tralo fin do período revolucionario e facer o análise social que plasma en Aquí, junto al agua. A mestra García Rodero non escatima a hora de afagar o traballo de quen fora alumno: "Rafa ha llegado a un lenguaje propio y creo que es de lo mejor en reportaje no en España, sino en el mundo".

En esencia, as súas fotografías aspiran a propagalos escenarios e as temáticas locais: o tema profundo en toda a súa obra é a vida, tomando o mundo como escenario e o xénero humano como protagonista… un conxunto de fragmentos da realidade que discorre ante os ollos; con isto compón unha narración voluntariamente desarticulada, dende a que se fai visible a complexo orixe das emocións do arredor.
Vendo este feixe de imaxes en branco e negro, a solas e sen presa, a case 9000 km de distancia,  somerxémonos nunha viaxe de ida e volta, polo tempo e os espazos recorridos polo fotógrafo; posible porque estas imaxes ábrennos de par en par a vida real nicaraguana.
Su manera de afrontar el reto es la exposición al otro, lograr la aceptación de su mirada, no imponer, no juzgar, respetar, dejar que cada foto adquiera su aroma negociado en la corta distancia, sin teleobjetivos, sin artificios ni trucos, sin maquillajes, aun cuando en ocasiones sus personajes se escondan bajo una máscara.
Muestran un país apasionado y vital hasta el culebrón, sin complejos estéticos que disfracen la realidad a la mirada ajena, con la autenticidad huérfana de adornos que practica la sencillez. Y se produce el flechazo pasional. (Chema Conesa)

Quino

Movimiento 15M y Mayo del 68

Alberto Garzón 

Bekerley en estado de sitio. www.altmanphoto.com

Según destaca Fontana, las revueltas estudiantiles de los sesenta tuvieron su origen en la “impaciencia y la frustración de jóvenes universitarios” 1 del mundo occidental. Un fenómeno global que va desde la Universidad de Berkeley, donde comenzaron las movilizaciones –en el marco de las protestas contra la guerra de Vietnam- hasta las barricadas de París, pasando por Alemania, Italia y México entre muchos otros países. Las demandas estudiantiles también fueron diversas, y oscilaron entre la exigencia de nuevos derechos civiles concretos y el deseo de “derrocamiento del sistema burgués”, todo ello bajo la fundamental influencia del marxismo, el ecologismo, el feminismo y la llamada contracultura.

Pero si una experiencia ha marcado el imaginario político desde entonces, esa sin duda es la del Mayo francés de 1968. Lo que empezó con una reivindicación concreta contra una reforma universitaria acabó desarrollándose con la ocupación de teatros y varias manifestaciones masivas por las calles de la ciudad. En este sentido, dos aspectos novedosos de aquel fenómeno merecen una considerable atención: tanto el contenido político como sus formas.

'Prohibido prohibir' París, Mayo del 68.

Los estudiantes franceses, al igual que ocurría con los de otros países –especialmente los estadounidenses-, no estaban ciertamente preocupados por sus condiciones materiales de vida (empleo o vivienda) sino por elementos políticos relacionados con los derechos civiles –especialmente vinculados a la sexualidad 2 y al pacifismo. En París la revuelta comenzó con la aprobación de una ley educativa y la prohibición de las residencias universitarias mixtas, y fue solo en el desarrollo de los acontecimientos cuando diversas facciones comenzaron a hablar de aspectos vinculados al empleo y las condiciones de trabajo. En este sentido el movimiento situacionista, de mayor recorrido intelectual y profundidad teórica, apenas tuvo influencia en las revueltas. Y la izquierda institucional, cristalizada en el Partido Comunista Francés y la Confederación General de Trabajadores, acabó aislando la lucha laboral de la lucha estudiantil.

En relación a las formas, los jóvenes de los sesenta “se erigían independientes de las estructuras políticas y de los referentes ideológicos del momento” 3. Además, mostraban fuertes reticencias ante los sindicatos, a los que se tachaba de reformistas, burocratizados y conservadores. Estos rasgos reflejaban que la movilización no solo incluía el perfil del “militante” sino que se nutría muy especialmente de “jóvenes espontáneos”. Esto está vinculado con el hecho de que el dispositivo que amplificó las protestas fue, en casi todas las experiencias, la represión policial. La reacción de unos Gobiernos que no estaban preparados para aquellas movilizaciones fue lo que desencadenó un claro sentimiento de identificación y solidaridad en otras esferas de la sociedad, elevando así el alcance de la protesta original. Esos hechos provocaron que se uniera a la causa “una masa desorganizada, apolítica o muy poco politizada, pero que encuentra bruscamente en la revuelta en danza un medio de expresar sus temores, sus rechazos y sus sueños”.

Cartel 15M Córdoba. Toni Castillo Quero

A tenor de estas breves descripciones puede esgrimirse que las formas de aquellas revueltas estudiantiles guardan una estrecha vinculación con una movilización, la del 15M, que, además de tener un perfil marcadamente juvenil, encuentra su origen manifiesto en el “desalojo por parte de las fuerzas policiales de un grupo de manifestantes en la Puerta del Sol” 4 y que se visualiza a sí misma como “estallido del pueblo”. Por otra parte, el movimiento del 15M considera que la “actividad política está profesionalizada y privilegiada” y que la “democracia está desconectada de la ciudadanía”. Este rehuir de las formas de participación política tradicional es sin duda un rasgo común entre ambos tiempos, lo que se suma a un evidente proceso de politización, aunque más allá de las paredes clásicas, que puede describirse como un “despertar de conciencias".

No obstante, el contenido político de ambas protestas dista mucho de asemejarse. El 15M se visualiza efectivamente como un sentimiento de frustración y descontento, pero arraigado a la crisis económica y sabedor de que sin esta no hubiera podido ser. Asimismo, el 15M carece de demandas concretas, pero sí establece una denuncia estructural a un sistema incapaz de resolver los problemas de los ciudadanos, los cuales se manifiestan especialmente en una tasa de paro juvenil muy elevada y la falta de herramientas de participación real en las instituciones políticas.

Pancarta de la plataforma Stop Desahucios 

Las demandas del 15M han sido ampliamente compartidas por la ciudadanía, más allá de la participación efectiva en las acciones concretas, y se ha establecido una nueva forma de comprender los fenómenos políticos. La visibilidad del movimiento ha disminuido, pero el sentir original se ha profundizado con el agravamiento de la crisis. Ello ha llevado a la natural mutación y ramificación del movimiento original en formas más perfiladas, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o el movimiento Rodea el Congreso. Nada extraño en todo caso, pues el Mayo del 68 no solo fue precedido por el movimiento del 22 de marzo sino que también emergió en un contexto histórico muy determinado. No es posible, en consecuencia, entender cualquier movimiento de protesta sin analizar los condicionantes históricos que hacen de cada evento de esta naturaleza un fenómeno especial y único.

Notas:
1 Josep Fontana (2012): Por el bien del imperio. Editorial Pasado y Presente, S. L.
2 Cabe recordar la anécdota de Daniel Cohn-Bendit, que arengó a un ministro francés a hablar de sexualidad y juventud, recibiendo por respuesta una referencia peyorativa a los rasgos del propio Cohn-Bendit.
3 Ibarra, P. Y Bergantiños, N. (2008): “Movimientos estudiantiles: de mayo del 68 a la actualidad. Sobre las ‘experiencias utópicas’ de un movimiento peculiar”, en X. Albizu (coord.) (2008): Movimientos estudiantiles. Universidad del País Vasco.
4 CIS (2012): “Representaciones políticas y 15M”, estudio cualitativo del Centro de Investigaciones Sociológicas.

domingo, 17 de marzo de 2013

¿ALGUN DIA HABRA QUE PROCESAR A JOSE MARIA AZNAR ?… (A 10 años de la reunión de las Azores)


Tengo pronosticado que Mariano Rajoy huirá de la Moncloa en helicóptero, como hizo el presidente argentino De La Rúa. Al paso que vamos no va a dar tiempo ni a cercarle en el susodicho palacio presidencial español: se diría que en cualquier momento “los mercados” van a decretar su substitución por uno de sus empleados de servicio directo, tal vez Guindos o cualquier otro por el estilo.

España está en ruinas, y no solo económicamente. Lo único que le falta a este país ya es una cadena de terremotos al modo que los viene padeciendo el norte de Italia. Un seguidor de Nostradamus se empeñaría en decir aquello de que todo son señales de que los tiempos se están cumpliendo, y que pronto el Evangelio de San Juan será lectura obligatoria diaria junto con las páginas de Economía en los principales diarios del país, una guía imprescindible para comprender lo que está pasando. Españistán agoniza, y con él su infame derecha política.
Los que nos han metido en este lío callan ahora como muertos. Y no me refiero a los Olivas, Blesa, Rato, Aguirre, Fernández Ordóñez y resto de actores de segunda fila, por más que sus respectivas actuaciones en calidad de aprendices de brujo en este circo económico-político-mediático hayan sido espectacularmente idiotas y corresponsables del desastre. Hay que apuntar a la cabeza, a quien puso en marcha este tiovivo que gira enloquecido sin control, al creador de este sindiós que nos tiene con el alma en vilo: a don José María Aznar López.

Más tarde que pronto Aznar acabará ante un tribunal internacional por crímenes de guerra, en compañía de su estimado amigo y colega Tony Blair. Pero esa es otra guerra, o bien mirado quizá sea la misma, aunque librada en otros frentes. Lo que interesa decir hoy aquí y ahora es que el responsable primero, el inductor necesario del desastre, el padre fundador de Españistán no se encuentra en desiertos ni en montañas lejanas. Y que Aznar debe responder de la liberalización ultraliberal de la economía española, de su supeditación a los intereses corruptos y corruptores del ladrillo, de la destrucción de nuestra economía real, de la almoneda de lo público previa privatización en el Casino Bursátil Mundial, de la desregulación masiva de la actividad del sector bancario ("Laissez faire, laissez passer")(*) y de tantas otras barbaridades que crearon no una burbuja económica, sino un gigantesco globo de colores lleno de aire a presión en el que vive cómo puede un país entero, y del que los sinvergüenzas del mundo mundial sacan tajadas que no pudieron ni soñar en sus delirios más avariciosos.
Españistán se muere. El problema es que nos lleve con él.
Antes, en todo caso, su creador debería dar explicaciones ante un juez, con luz y taquígrafos.
(*) Expresión francesa que significa "dejad hacer, dejad pasar"

video

sábado, 16 de marzo de 2013

Vaciados


JUAN JOSÉ MILLÁS

Están pateando la puerta de todas las palabras y entrando a saco en su significado


El significado del término “desahucio”, por poner un ejemplo, vive dentro de esa palabra desde el principio de los tiempos. Nació con ella, como el caracol con su concha, y en su interior ha ido creciendo o decreciendo, ensanchándose o estrechándose, en función de las épocas que le ha tocado vivir. El significado de una palabra es como un inquilino de renta antigua: vive en esa casa (conocida técnicamente como significante) desde que tiene memoria. Podría recorrer a ciegas su pasillo y señalar con los ojos cerrados sus grietas, así como los desperfectos de la pintura del salón, la mancha de humedad del techo de la cocina, y las irregularidades en el alicatado del cuarto de baño. Todo ello en el caso de que las palabras tengan pasillo, salón, cocina, y cuarto de baño, que quizá sí, quizá los significantes tengan su puerta de entrada y sus habitaciones y hasta un sótano lleno de tuberías y de ratas.

Pues bien, hay tiempos en los que el significado, como las personas, es desahuciado de su vivienda de toda la vida. Llega un juez con su secretario y con los bomberos y la poli y descerraja la puerta de la palabra “desahucio”, por ejemplo, y saca a patadas al significado, que tiene tantas posibilidades de sobrevivir como un caracol fuera de su concha. En unas ocasiones la palabra se queda vacía y, en otras, la justicia mete a otro inquilino que a lo mejor significa lo contrario de lo que quería decir el anterior. Ahora, sin ir más lejos, están intentando que desahucio no signifique desahucio, ni que recorte signifique recorte, ni que pobreza signifique pobreza, ni que despido signifique despido ni que público signifique público. Están pateando la puerta de todas las palabras y entrando a saco en su significado, lo que es el paso previo para patear al personal, que, llegado el momento, tampoco significará personal.

xoves, 14 de marzo de 2013

Humor






Así imaxinaban o futuro fai 100 anos

Durante a Exposición Universal de París no año 1900 editáronse e puxéronse á venda como souvenir unha serie de postais tituladas “En el año 2000”. Tratábase de ilustracións que profetizaban os inventos e avances técnicos que poderían existir na actualidade.
A Biblioteca Nacional de Francia tamén conserva outra entretida colección de postais do 1910 sobre cómo sería a vida nos inicios do século XXI.
E por último, a compañía xermana de chocolates (Hildebrands) que tamén editou no 1900  ilustracións sobre o futuro no ano 2000.

Esta é unha selección das orixinais postais, con curiosas e sorprendentes “visións do futuro”.

Autubus voador (1900)

Hubble? (1900)

Na caza do microbio (1900

Tenis no aire (1900)

Patines motorizados (1910)

Comunicación con imaxes (1910)

A barbería (1910)

O ferrocarril Paris-Pekin (1910)

A televisión (1900)

Paseo submariño (1900)

Cidades con teito (1900)

Vixilancia policial con raios X (1900)

Habemus papam!

por: abc

Confirmado: o novo Papa é home, cardeal e católico.

Os superviventes dos que sufriron abusos por sacerdotes presentaron unha lista negra dos cardais que "non afrontaron con suficiente rigor os casos de clérigos pederastas, quitáronlles importancia, rexeitaron xuntarse cas vítimas e criticaron as investigacións periodísticas"

Bispos, arcebispos, cardeais que ninguén elixiu, todos homes e bastante vellos na súa maioría autores e coñecedores de crimes sexuais e da corrupción financeira e inmobilismo da Igrexa Vaticana foron enviados para elixir o “box” no Vaticano, testemuñas oculares e históricos de crimes de sangue, sexuais de pederastas libidinosos, magnicidios, infanticidios, corrupción financeira, loitas palacianas polo poder e a influencia política terreal, participación en guerras de exterminio, apoio o nazismo e fascismo en varios países Europeos, da escravitude e colonialismo imperial de lesa humanidade en América Latina hoxe, ...queren facernos crer neste espectáculo de poder, ouro e púrpura, e na santidade dos seus homes.




Un xesuíta, o arxentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 anos, ata agora arcebispo de Bos Aires é o novo ocupante da cadeira de Pedro co nome de Francisco I, será o 266 Papa da Igrexa católica, segundo ven de anunciar o primeiro cardeal dos diáconos.

Ideoloxicamente, conservador como os dous anteriores. Un crítico acérrimo do aborto que chegou a dicir cá Lei de Matrimonio Homosexual arxentina fería "gravemente á familia" e tratábase dunha "pretensión destrutiva ó plan de Deus". "Non se trata dun mero proxecto lexislativo senón dunha movida do diaño", manifestou. Investigacións periodísticas relaciónano con desaparicións e torturas durante a ditadura do goberno da Xunta Militar de Videla en Arxentina, as ‘Aboas da Praza de Maio’ obrigárono a declarar ante a Xustiza polo roubo de bebés pola ditadura arxentina (1976/83).Ou sexa a elección dun novo Papa e a esperanza perdida... 'máis do mesmo', sempre que comeza un novo período de asignación de Papa pasa o mesmo; tódolos novos son renovadores, conscientes da pobreza no mundo, rexeitan o boato e ós poderosos... pero ó final, seguimos sempre igual, cun estamento relixioso ancorado no pasado e incapaz de conectar coas ideas renovadoras. Todo, cando o evanxeo pode ser tremendamente renovador e incluso revolucionario e lévao sendo 2.000 anos.
Tras unha boa campaña marketing, a realidade na elección do Papa, responde á enorme inquietude cá Igrexa Católica ten sobre América Latina, onde o auxe das esquerdas e os evanxelistas ameaza ás estruturas de poder, coas cá Igrexa se identifica.

Hoxe o papa máis moderno, máis progresista, sería o que tivera o coraxe de desempoar a verdadeira tradición da Igrexa. O máis revolucionario, o máis actual, o novo, atopase nesa tradición cegado polas capas das que se revestiu ata chegar a ser irrecoñecible polos cristiáns cuxa fe fundase nas ensinanzas de amor universal, de liberdade de conciencia, do non apego ó poder mundano e de sinxeleza evanxélica.

Resumindo o que teñen que facer os católicos, apostólicos e romanos como penitencia, é: respectar a tódolos que non pensen como eles e empezar a pedir perdón por todo o mal que fixeron e fan, á humanidade en 2013 anos, que deixen de inmiscirse na vida dos demais do mesmo xeito cós demais non nos inmiscimos na súa… Persoalmente, dáme igual a quen elixan os católicos, mellor dito, seus anciáns cardeais. Negocio, a súa fe, ó que sexa, eles saberán. A min só me molesta (a cúpula católica) cando me xulga por non comulgar coas súas ideas. Entón si atopo motivo para ciscarme nos seus mortos (os meus, por desgraza), en beatos, santos e demais personaxes, coma os anciáns que se xuntaron na Capela Sextina.


Paco, Paco, Paco que mi Paco
Paco, Paco, Paco…

Que son ladrones y roban como nadie, Paco
y roban como nadie, Paco
y roban como nadie, Paco, Paco…

mércores, 13 de marzo de 2013

Un poco de vergüenza


Suso de Toro
Cuando era joven aprendí a juzgar lo que acontecía en la vida con criterios más o menos sociológicos y el prisma marxista: había opresores y oprimidos y explotadores y explotados. Afinando más había matices, dentro de las clases sociales había sectores, fracciones ...(y la leche en verso, que total no sirvió para nada). Pero ahora uno está ya muy superado por la historia, este es un tiempo en el que no hay que analizar y desvelar lo oculto, está todo a la vista y se muestra con todo el descaro, es el tiempo en el que se mueven con soltura los hijosdeputa y los canallas (Me gustaría tener un vocablo que no mentase inmerecidamente a las prostitutas y que dijese lo mismo a los mismos, aunque el "hideputa" que ya escribía Cervantes es tan claro y exacto...). Es tanto el descaro, la mala educación, que uno invoca a las viejas virtudes de la urbanidad y clama desde la sala de su casa, "¡un poco de vergüenza!". Porque nos rodean los espectáculos ridículos al tiempo que ofensivos y no puede ser que nos lo tengamos que tragar.

Ahí están, venga ropas ostentosas, curas y cardenales, el Vaticano en acción. Se discute que si este papable, que si el otro, que si le viene mejor a la Iglesia aquello, que el que salga será el que hace falta... Como si ese espectáculo no resultase anormal, como si no estuviésemos viendo lo que vemos: ciento y pico tíos mayores, muy mayores casi todos, que esconden negocios y secretos repulsivos, eso es lo que garante el silencio. No es un silencio que nos merezca respeto, es el silencio autoritario de los soberbios. Esa fumata blanca será una exudación de cosas indefendibles.
El papado históricamente es una vergüenza romana y lo que sabemos, a pesar de ellos, sobre el Vaticano actual también es un cúmulo de miserias y vilezas. Sin embargo, ahí está el espectáculo como si nada, lo más natural, ocupando todas las pantallas que se nos ofrecen. El Vaticano resulta moderno porque es fotogénico, toda esa teatralidad barroca y ese ceremonial anacrónico lo hacen inevitablemente pintoresco y atractivo, comunican continuidad histórica en un mundo que abolió el pasado y crea y destruye modas continuamente. El ritual y la ceremonia es una parte importante de toda religión pero desde el punto de vista del mensaje evangélico todo eso es intrascendente, y eso es lo peor que se le puede decir. Por otra parte se nos lo sigue presentando como la única iglesia cristiana, cuando comparte la fe de Cristo con millones de ortodoxos y evangélicos. Es evidente que hay mucho más de fidelidad al evangelio en las iglesias evangélicas que ordenan sacerdotes a mujeres que en ese Vaticano que se dice católico pero es sectario, que se dice universal pero excluye a la mitad del género humano de sus decisiones y del sacerdocio, que es homófobo pero esconde pederastia. El Vaticano simboliza buena parte de la historia de la civilización occidental pero no es el cristianismo, que afortunadamente no tiene mucho que ver. Si los ahí reunidos viesen entrar por la puerta a Cristo con una correa escaparían por las ventanas corriendo.

A finales de los años cincuenta, Angelo Jiuseppe Roncali fue elegido Papa, Juan XXIII, en una ceremonia semejante pero a continuación abrió las puertas de la iglesia romana para salir al mundo. Se las volvieron a cerrar. Ahora no creo que nadie lo vuelva a intentar y la Iglesia seguramente seguirá avanzando en un proceso histórico que la condujo desde la Edad Media, cuando era la fuente del poder real, a este presente en el que cede espacio sin parar en el suelo europeo, donde nació como religión histórica. El Vaticano será romano, pero el cristianismo ya no es europeo, es americano. Pero en este tiempo donde a la Iglesia eso no le importa, no le obliga a reflexionar, porque ya se ha transformado en una gran empresa de la fe y una empresa cínica y sabia sabe que no hay que correr detrás de los clientes que se pierden, siempre se pueden encontrar nuevos clientes.
Como espectáculo vergonzoso es la España de Bárcenas, un Atlas que sostiene sobre sus hombros la bola del mundo, un Sansón que sostiene las vigas del templo del Gobierno y, quizá del estado, para que se caiga o no se caiga. Y vergüenza acompañada de tristeza es lo que produce ver lo que está dando de si el PSOE. La semana pasada en un artículo mío, "Es posible estar aquí y no enterarse de nada", pero después de lo de Ponferrada hay que repetirlo: es posible esta aquí y no enterarse de nada. El fracaso final de Rodríguez Zapatero, aplastado por la crise financiera y el fracaso del modelo español, no quita que sus gobiernos tomaron medidas que son avances sociales muy importantes, ése era un patrimonio del Partido Socialista, en realidad el único que les quedaba. Pero acaban de demostrar que no les importa, no lo hacen suyo ni le dan valor a esa etapa de su propio partido. Realmente hicieron una ruptura profunda y consciente con el pasado inmediato del tiempo de Zapatero, pero el resultado es vergonzoso.

martes, 12 de marzo de 2013

Chegou o circo ó Bierzo

por: abc

Vaia circo, propio de Sálvame de luxe, Rubalcaba e os seus con estilo, fanse coa alcaldía de Ponferrada logo dunha moción de censura e co apoio do condenado (pero pouco) de acoso sexual, Ismael Álvarez protagonista do 'caso Nevenka', xusto o 8 de marzo Día da Muller Traballadora, isto non o fai calquera. Un circo pola repercusión mediática sensacionalista do ex-acosador. O curioso, có PP gobernara con este mesmo acosador… si, os que nos dan leccións de moral e boas costumes, os da maioría absoluta, non recordo agora quen logo do xuízo có culpara pretendía poñer o seu nome a unha rúa... ou segundo a opinión de Ana Botella, tería actuado de forma "impecable". Sen sombra de dubida... pero xa se sabe á esquerda esíxeselle ata pureza de pensamento…



Rubalcaba apertado polas críticas, órdea rectificar sete horas despois da moción e esixe ó acabado de elixir Alcalde socialista, ó rexedor Samuel Folgueral o cese, este non pensa dimitir polo momento, e si o fai xunto con 7 concelleiros máis do PSOE. Samuel entrou ó cabaliño (a ombros) á alcaldía case ó mesmo tempo que dimitía do PSOE, encantado consigo mesmo e sostendo nas súas mans a vara (bastón de mando) de Alcalde coa mesma alegría de quen ten unha bono-loto millonaria, como verga de macho en man, un machismo autorizado, consentido e permitido existente na nosa sociedade, máis que 'legal'… deste acoso están cheos os Púlpitos, Ministerios, Delegacións, Deputacións, Direccións Xerais e os Concellos… o mesmo có pobo de Ponferrada consentiu e votou.

Se ó PSOE lle restaba un anaco de decencia e sentido ético (eu penso que nada), acaba de vomítalo en Ponferrada. Pero como pode non decatarse do cheiro desta manobra se foi trending topic no twitter de Carme Chacón.

O PP é o único que se aproveita de toda esta artimaña política, cae a imaxe do rival, desvíamos a atención do caso Barcenas etc... Boa estratexia... pode gañar uns puntos extra nos próximos sóndeos grazas a este asunto. Alfredo, Alfredo... eres un seguro de vida para Mariano...!



Ismael Álvarez chegou no 1991 á política municipal de Ponferrada. No 1995 gañou as eleccións municipais, pero sen maioría absoluta. Grazas a tres tránsfugas do PSOE puido gobernar. Logo xa no 1999, a cidadanía deulle a maioría absoluta con 16 concelleiros dos 25 da Corporación. Neste período, a cidade experimentou un dos maiores cambios urbanísticos, no 2002 Álvarez deixa a alcaldía tras ser condenado polo 'caso Nevenka'. Dende entón ata o pasado domingo, o popular Carlos López Riesgo gobernou sen sobresaltos con maioría absoluta.

Pero o que resulta máis sorprendente é contemplar como un tipo, acusado e condenado por acoso, poda presentarse a unhas eleccións, saír elixido con 5.716 votos un 16,52 % o que lle asigna cinco escanos, e dar a alcaldía a uns e outros, o PP tamén gobernaba grazas a il. Algo falla cando o sistema funciona grazas o ansia de vinganza dun tipo, por qué non vai incluído nas penas por acoso sexual a inhabilitación da vida pública administrativa. Este caso debería facernos reflexionar sobre o funcionamento dun sistema e uns políticos visiblemente mellorables…

Cómo se poden equivocar tanto? Non só na chapuza da Alcaldía, refírome ás non dimisións… Non hai PSOE para as próximas eleccións nin para a resolución ou alivio dos angústiantes problemas que nos engruñan...



sábado, 9 de marzo de 2013

Quino

Acosadores e idiotas

JUAN JOSÉ MILLÁS

Este expediente se resuelve con dos palabras: da asco. Es una pena que no haya una oficina donde apostatar del género humano.
-Me desapunte usted de esta mierda, por favor.
Hablamos, claro de la alianza, en Ponferrada, entre el PSOE e Ismael Álvarez, una alianza que se veía venir desde que Álvarez obtuviera sus cinco o seis concejales gracias a los votos de una sociedad completamente enferma, una sociedad en la que la víctima, Nevenka Fernández, pese a haber ganado la batalla judicial, perdió la social, pues tuvo que exiliarse. Y en el exilio continúa. Su acosador, en cambio, fue recibido con vítores en todos los bares de la región, donde hizo más amigos de los que tenía antes del crimen. Un héroe.
Se veía venir, decíamos, desde las últimas elecciones municipales. ¿A qué viene ahora la extrañeza de Rubalcaba y los lloriqueos de Oscar López, que en el momento de escribir estas líneas continúa sin dimitir? Lo han hecho todo ante sus ojos. Si lo sabía yo, que soy un piernas, lo sabía toda la ejecutiva del partido. ¿Pero cuánto vale la alcaldía de Ponferrada? Mucho, muchísimo, y hablamos de pasta, de pasta de todos los colores, incluido el negro. Eso ha sido, la pasta. Olvídense ustedes de toda la retórica biempensante del nuevo alcalde, al que daba asco ver en la tele abrazándose, ebrio, a sus compañeros. Parecía una escena del 22 de diciembre, después del Gordo. Y es que, en efecto, le había tocado el Gordo.
En su día, Nevenka se quedó sola, completamente sola, ya que el feminismo de la época pensó: “Que se joda, no haber sido de derechas”. Así me lo reconoció, tras la publicación de mi libro sobre el caso, un grupo de mujeres socialistas que me invitó a cenar y me regaló un ramo de flores. Así que teníamos, por un lado, a Ana Botella, y todos los suyos, solidarizándose con el acosador y, por otro, a toda la izquierda callada frente a lo que consideraba un ajuste de cuentas entre gente de la derecha. Que lo arreglen entre ellos. Que se joda. No haber sido guapa.
Pero porque hay historia, y una historia muy fea, este pacto explícito entre acosadores e idiotas no tiene nombre. ¿Pero dónde estaban, Dios mío, dónde estaban, todas las militantes del PSOE en el momento de consumarse la moción que daba la alcaldía al tonto de Samuel Folgueral? Perdón, ya caigo: estaban celebrando el Día Internacional de la Mujer

Escupitajo del PSOE a la mujer

David Bollero

El PSOE no podía haber escogido peor modo de celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora: Ganar un ayuntamiento, el de Ponferrada, aliándose para ello con un acosador. Es como si en el Día Internacional del Niño nombrara ministro de Educación a Joseph Kony… pero el PSOE tiene estas cosas, más aún en un momento como el que atraviesa donde cualquier parcelita de poder es como un oasis en un desierto.
Sin embargo, esta nueva alcaldía que suma no es agua potable para saciar su sed de poder, es más bien ponzoña que revuelve las tripas, incluso, a quienes ni siquiera hemos bebido de ella. Aliarse con un sujeto como Ismael Álvarez es escupir a la cara a todas las mujeres que se despertaron hoy con intención de celebrar su día. No sólo eso, es escupir al conjunto de ciudadanos -y ahora hablo en masculino- que creemos que hay que terminar de una vez por todas con esta sociedad patriarcal y machista.
¿Qué mensaje quiere transmitir el PSOE con este pacto en Ponferrada? No quiero que me lo explique Rubalcaba, quiero que lo hagan Valenciano, Chacón, Rodríguez-Piñero, González Veracruz, Causapie Lopesino o Trinidad Jiménez, por ejemplo. Porque aquí no hay disciplina de partido que valga, de lo que aquí se trata es de estar o no de acuerdo con aliarse con un acosador con sentencia en firme. Tan simple como eso: pueden limpiarse el escupitajo que su propio partido les ha echado a la cara, plantándose y no tolerando una atrocidad como la de Ponferrada o, sencillamente, tragárselo. ¿Qué harán?
A algunos aún les sorprenderá una actitud como la de hoy. A otros no. Las grandes conquistas sociales siempre, que yo recuerde, vinieron de la izquierda, no de la derecha. La propia Clara Zetkin, que alumbró el Día Internacional que hoy celebramos, era una comunista alemana. Y el PSOE, mal que le pese a muchos, hace demasido tiempo que traicionó a sus principios, que no camina precisamente por la acera de la izquierda. Y así, no se puede conquistar nada socialmente, más bien al contrario.
En un día como hoy, mi felicitación y pésame a todas las mujeres, a partes iguales. Felicitación y ánimo para que no consigan la igualdad, al menos, en el punto en el que nos encontramos los hombres. Eso sería caer en los mismos errores que tuvimos la sociedad machista. Han de caminar hacia la igualdad pero de algo nuevo, no de estos deleznables estatus capitalistas en los que, como ayer nos recordó Cospedal, todo es meritocracia. Esa no es la igualdad ni los valores hacia los que hemos de caminar. Ojalá por ese lado, las mujeres nos ayuden y nos hagamos todos anti-sistema.
Y mi pésame porque, como hoy también nos recordó el PSOE, quienes manejan los hilos arriba continúan produciéndonos naúseas a la mínima de cambio. Sólo me consuela mirar a una mujer, a mi pareja, y llenarme de orgullo y de esperanza porque veo en ella todo lo que quiero ser, porque sé con sólo mirarla que ella no se tragaría ese escupitajo.

Nuestros demócratas y Chávez. ¿Por qué no se callan?


Luis García Montero – Comité de Apoyo de ATTAC España
No quiero hablar de Hugo Chávez. Ya son muchos los artículos publicados a raíz de su muerte y es previsible que aparezcan muchos más. Se seguirá hablando durante años de su figura histórica y de su significado en la política latinoamericana. Así son las cosas.
Prefiero escribir sobre la sensación de vergüenza ajena que me han despertado algunos comentarios paternalistas sobre Chávez, Venezuela y el futuro inmediato. En nombre de la Democracia, políticos españoles importantes han deseado una transición pacífica para la sociedad venezolana después de la muerte de su líder carismático. ¿En nombre de la Democracia? ¿Pero en qué país se creen que viven estos paladines de la cultura occidental que critican a Chávez de forma abierta o le perdonan la vida de manera piadosa ahora que está muerto?
Si hablamos del presente, no entiendo que un país marcado por la corrupción y gobernado por un partido bajo sospecha pueda dar lecciones a nadie. Es muy grave lo que estamos viviendo nosotros. Con la estrategia del silencio, con ruedas de prensa sin preguntas, con mentiras capaces de enrojecer a un sargento de caballería, siguen al frente de la política española personas sospechosas de haber participado en tramas de corrupción y de haber recibido sobres con dinero negro.
También puede abordarse el asunto desde la perspectiva económica. Durante el mandato de Chávez se ha reducido la pobreza en Venezuela por encima del 20 %, según los datos más objetivos. Uno piensa que para eso debe servir la política en una democracia, para equilibrar la vida de la gente y hacer que los pobres sean menos pobres. España, como parte de Europa, vive una situación caracterizada por el asalto de los poderes financieros a la soberanía popular. Las instituciones políticas quedan inutilizadas y se someten a los ámbitos de decisión de intereses opacos que tienen que ver con las exigencias de los bancos y los especuladores. La acumulación elitista de la riqueza vuelve a ser la norma de conducta. Y dentro de este asalto especulador que sufre la democracia europea, España supone un caso extremo. La debilidad cívica que tejió la Transición y la permanencia de las élites económicas y sociales del franquismo han facilitado que en poco tiempo se liquiden muchas de las humildes conquistas conseguidas por la lucha obrera en sus batallas contra la dictadura. La población española se empobrece, baja el nivel de vida y suben los índices de miseria y de desnutrición infantil. ¿A quién le van a dar lecciones de democracia nuestros padres de la patria? La privatización de la sanidad, la justicia y la educación públicas no suponen una buena tarjeta de visita para dar consejos democráticos a nadie.
¿Y si hablamos de populismo? Es que puede opinar sobre el tema, y en nombre de la seriedad de la razón, un país gobernado por un presidente como el nuestro. Sin ningún tipo de pudor, ha llegado a declarar que el cumplimiento de su deber ha consistido en no cumplir sus promesas electorales. ¿Qué es entonces una campaña electoral? ¿Una convocatoria de arengas populistas, mentiras, argumentos demagógicos, promesas falsas y movilización de rencores? El horizonte de la política española se parece cada vez más a una tertulia de telebasura. Basta para comprobarlo con seguir las acusaciones y las amenazas del ministro de Economía. Como una verdulera del corazón, calla las bocas de sus críticos sugiriendo que los actores, los políticos, los medios del comunicación y los partidos se acuestan con el fraude fiscal. Y él –que todo lo sabe- no hace nada por perseguir a los defraudadores y acabar con el adulterio.
Si hablamos de memoria histórica, no hace falta tampoco entrar en muchos detalles. Mientras algunos países latinoamericanos, cumpliendo con el derecho internacional, suspendieron las leyes de punto final para investigar los crímenes y reparar a las víctimas de sus dictaduras, en España se ha expulsado de la carrera judicial al magistrado que quiso amparar a los familiares de los desaparecidos. Fue el mismo juez que cometió la imprudencia de querer investigar a fondo la corrupción. El rey de España, que en un arrebato borbónico mandó callar a Hugo Chávez, es un jefe de Estado que se formó en los brazos de Francisco Franco, que fue nombrado heredero por un dictador y que ha representado durante casi cuarenta años a su país sin pasar por las urnas. ¿Se imaginan a un lugarteniente de Hitler presidiendo en la actualidad al Estado alemán y mandando callar a un presidente elegido por sus ciudadanos?
El verdadero problema de los demócratas tiene hoy mucho más que ver con la situación institucional española y europea que con el populismo latinoamericano. Por eso da vergüenza ajena escuchar algunos comentarios. ¿Por qué no se callan?