domingo, 25 de decembro de 2016

¿De dónde viene el menú de Navidad?

Imaxe relacionada

Esther Vivas
http://www.publico.es/

Si algo caracteriza la Navidad son las comilonas. En las cenas de empresa, los encuentros con amigos, los banquetes familiares comemos hasta reventar. Después nuestra digestión y también la báscula nos pasan factura. Sin embargo, ante tantísima comida, muy pocas veces nos preguntamos de dónde viene aquello que comemos, cómo se ha producido y en qué condiciones. A pesar de que la Navidad se viste de amor y solidaridad, estos son precisamente los ingredientes que menos abundan en el menú de estos días.
El marisco no puede faltar en estas fiestas, en especial en Nochebuena, pero muy poco viene de nuestras costas. A pesar de la existencia de especies autóctonas como la gamba roja, la gamba blanca o el langostino de Vinarós, estas suelen salir muy caras, y la gran mayoría opta por comprar otro tipo de crustáceos como el langostino, que tiene su origen en el trópico latinoamericano o asiático. Una producción que, más allá de los kilómetros que lleva a sus espaldas y el consiguiente impacto medioambiental, se caracteriza por el uso sistemático de químicos y antibióticos para que parezcan más frescos, por la destrucción de fondos marinos y manglares y por pagar unos sueldos de miseria a sus trabajadores, como señalan desde Ecologistas en Acción. El Estado español es el tercer importador mundial de langostinos, por detrás de Estados Unidos y Japón.
Al clásico coctel de gambas navideño, ¿qué mejor que añadirle un poco de piña? O al menos es lo que se lleva en los últimos tiempos. ¿Quién no lo ha probado? Una piña que no hace sino aumentar el kilometraje de nuestro menú, ya que la mayoría de las piñas frescas vendidas en Europa son producidas en América Latina, un 75% de las cuales en Costa Rica, según un informe de Consumers International. Unas pocas multinacionales -añade la organización- monopolizan el sector e imponen unas condiciones laborales extremadamente precarias a la vez que prohíben la organización sindical.
Otro clásico es el pavo de Navidad, pero ¿de dónde procede? Según indica Mercamadrid, casi la mitad de los que se servirán estos días vienen de Marruecos. En el mes de noviembre, un 42% de los que llegaron al mercado mayorista lo hicieron desde dicho país. Si el pavo lo rellenamos con pasas y piñones, el viaje del menú desde Estados Unidos, Turquía y China está garantizado.
Los espárragos son también habituales en los aperitivos navideños, pero a veces a pesar de que en la etiqueta figure el distintivo de “esparrago de Navarra”, su origen puede ser Perú o China, como sucedió con los comercializados por Conservas de Navarra. Una estafa por la que la empresa fue condenada a pagar 30 mil euros de multa y a retirar su producto del mercado. Leer la etiqueta ya no es suficiente cuando se va a comprar al súper, a la tienda o al mercado.
La lista de productos de nuestro menú de Navidad podría continuar: cordero, uvas, salmón, foie gras, melón, cochinillo, bacalao, chocolate… son otros de los imprescindibles, pero su recorrido tampoco escapa a la injusticia social y ambiental. Buen provecho!

14 reflexiones sobre el asesinato del embajador ruso en Turquía

NAZANÍN ARMANIAN
http://www.publico.es/

Resultado de imaxes para 14 reflexiones sobre el asesinato del embajador ruso en Turquía
En 1829, el dramaturgo y diplomático ruso Aleksandr Griboyédov era asesinado en Teherán por un grupo de ciudadanos enfurecidos por el humillante Tratado de Turkmenchay (1828), que Rusia imponía a Irán tras la victoria en la última guerra entre ambos estados: 20 millones de rublos por daños, la anexión de Armenia, Georgia, Azerbaiyán, Abjasia, Osetia del Sur, y el control total sobre el mercado iraní.
Así, los zares ganaban el Gran Juego al Imperio británico en Irán. Y serán cosas de la vida que cuando el día 19 de diciembre del 2016 el embajador ruso en Ankara era asesinado (porque Rusia desafiaba el dominio de Turquía y sus aliados sobre Siria), Vladimir Putin iba a ver una obra de teatro de Griboyédov.
El magnicidio del diplomático ruso Andrei Karlov sugiere las siguientes observaciones:
  1. Que Karlov ha sido uno de las cerca de 550 personas que han sido víctimas de los atentados terroristas en las dos últimas semanas ocurridos en Turquía, Egipto, Yemen, Jordania, Nigeria, Irak y Alemania. Pero, ya ven, ni la muerte iguala a los seres humanos, ni nos paramos a indagar en el “Cui bono”.
  2. El atentado, que muestra los graves problemas de seguridad en Turquía, más que dañar las relaciones entre Moscú y Ankara, transmite un mensaje al propio Erdogan: ¡no será difícil acabar con él! Aunque éste golpe también será utilizado por el sultán miope para endurecer la represión y restaurar la pena de muerte. El “Estado Profundo” que domina el escenario turco y allí lo llaman “mentes oscuras”, integra a miles de agentes de la CIA, Mossad, BND, Mit, Gulenista (o sea, Gladio), etc., está provocando una guerra civil, que apunta además al propio presidente.
  3. Ankara, sin tener pruebas, ya señala al clérigo exiliado Fethullah Gülen, mientras Moscú pide una investigación exhaustiva sobre la identidad de los responsables. Pero, aunque ambos tienen en la mente el rostro del verdadero autor intelectual, lo llamarán “terrorismo” para salvar la relación recién reanudadas y cerrar la crisis.
  4. Se intenta provocar a Rusia, empujándole hacia otra trampa. Vladimir Putin anunciaba dos semanas antes la nueva estrategia de Rusia de “fortalecer sus posiciones” en el mundo que es más contundente que “la Doctrina Putin” del 2013.
  5. Las balas enviaron también un aviso a los representantes de Ankara antes de reunirse con sus homólogos iraníes y rusos en Moscú para decidir los siguientes pasos en Siria sin contar con EEUU y Arabia saudí. La cumbre que fue convocada por el Kremlin tras la liberación de Alepo, querrá mostrar el control de Rusia sobre la situación de Siria en la víspera de la toma de posición por Donald Trump en enero, y así aumentar su capacidad de negociar acerca de las sanciones impuestas a Rusia y el nuevo reparto de influencias en Oriente Próximo.
  6. Sale a luz el pulso entre los “atlantistas” y los “eurasianistas” en el Partido de la Justicia y el Desarrollo. ¿En qué lado debemos estar? Un dilema que de otra manera también está presente en el seno del poder en Irán. Pero el ejército turco ha sido entrenado por la OTAN para luchar contra los adversarios de EEUU en la región, entre ellos Rusia, Irán y Siria, y unos cuantos acuerdos comerciales con unos y otros no cambia esta realidad.
  7. Días antes Benjamín Netanyahu visitaba Azerbaiyán, vecino de Irán, al que ha vendido en los últimos años armas por el valor de 85,4 mil millones de dólares. Israel, que es el único ganador absoluto de las guerras bélicas y económicas contra Irak, Libia, Siria, Sudan, Yemen e Irán, pretende alquilar en el país azerí las cuatro bases militares de la era de la URSS para llevar adelante el plan de EEUU contra Irán.
  8. Es cierto que este asesinato ofrece ventajas a Rusia en Siria en sus negociaciones con Turquía: tendrá más motivos para atacar las posiciones de los rebeldes y exigirle abandonar realmente la idea de derrocar a Assad. Cosa que haría ya que hoy la principal preocupación del dictador turco son los kurdos sirios y los de su país, por lo que seguirá patrocinando el terrorismo yihadista para destruirlos.
  9. EEUU, que utiliza la “carta kurda” en la región, ignoró a Ankara, armando  la guerrilla kurda de Siria. Pues ahora cuenta con dos bases militares en el territorio kurdo del país destrozado.
  10. Es ingenuo pensar que Rusia, Irán y Turquía podrían formar un triángulo estratégico. La historia, la geografía y los intereses contradictorios de los tres hacen que su alianza sea absolutamente táctica y fruto del pragmatismo; se romperá por el peso de las fuerzas antirrusas y pro occidentales en los gobiernos de Irán y Turquía, así como por el pulso de cada uno en hacerse con la hegemonía de la región.
  11. Turquía, que en la década de 1980 contaba con el respaldo de sus aliados en la lucha contra el “terrorismo” kurdo, hoy está solo. Es más: el viejo aliado, EEUU, planea acabar con el presidente del país.
  12. Washington, al enviar a Turquía a la guerra contra Siria repetía la misma táctica que hizo con Irak en 1991, incitándole a Saddam Husein a invadir Kuwait para poder anunciar el Nuevo Orden Mundial sobre los restos de la URSS. Ankara se equivocó en una cuestión clave: la OTAN (o sea, EEUU) no está para servir a sus socios, sino para que ellos le sirvan de instrumento para mantener su hegemonía global. Erdogan ya sabe que EEUU suele regalar una soga a sus aliados cuando ya no les necesita.
  13. El hecho de que en 2017 el director de ExxonMobil, Rex Tillerson, dirija la política exterior de EEUU pondrá el proyecto qatarí del gasoducto a Siria en el centro de la guerra ahora que ya ha cumplido su principal objetivo: desmantelar el Eje de Resistencia a Israel formado por Irán, Siria, Hizbolá y Hamas. Trump necesitará una Turquía estable y amiga para ejecutar este proyecto y Erdogan no es su hombre. Todos saben que la “prosperidad” y estabilidad de Turquía (algo que ya es historia) bajo su mandato fue fruto de la destrucción de Irak, Siria y las sanciones contra Irán. El regreso de las petroleras a la primera fila de la política de EEUU augura nuevas guerras en la región más estratégica del planeta.
  14. Uno de las consecuencias de la desestabilización de Turquía será la salida masiva, no solo de los refugiados sirios, sino de los propios turcos del país. Cuestión que no le preocupa a los “desestabilizadores” ya que será considerado “daño colateral” de los determinantes juegos estratégicos-energéticos mundiales.
Turquía, uno de los pilares de Eurasia, se encuentra peligrosamente en un callejón sin salida de una guerra “civil” que ya está puesta en marcha.

La realidad de la ciudad de Belén durante los 325 días en los que no es Navidad

Belén vuelve a ser el epicentro del mundo cristiano, pero su vida diaria, empañada por la ocupación isralí, es muy diferente

Los palestinos lanzan algunas iniciativas para que los turistas que visitan la ciudad se queden allí y no duerman en Jerusalén, ya que son las grandees agencias israelíes las que les organizan las rutas

Casi 2.000 millones de personas conectarán con la ciudad por satélite en la misa del Gallo, mientras sus residentes piden libertad para promocionar esta ciudad

Ana Garralda
http://www.eldiario.es/

Belén ultima los preparativos para acoger la Navidad y a miles de peregrinos
Peregrinos cristianos hacen fotografías a un belén en la Basílica de la Natividad, donde tradicionalmente se cree que nació Jesucristo, en Belén, Palestina. EFE
Belén vuelve a ser, durante algo más de cuarenta días, el epicentro del mundo cristiano, pero su rutina diaria es bien diferente. Sus jóvenes se enfrentan al fantasma del paro, en el área autónoma con mayor tasa de desempleo de Cisjordania. La ciudad está rodeada por más de una decena de colonias israelíes y, en muchos tramos, por un muro de hormigón de 8 metros de altura que Israel sigue construyendo. Solo el 6% de sus habitantes tienen permiso para viajar a Jerusalén, su ciudad "hermana" (a unos 10 kilómetros de distancia) y muchos piensan en emigrar. Así es la realidad de la ciudad de Belén y su distrito los 325 días del año que no es Navidad, según datos proporcionados desde el ayuntamiento.
"Belén es hoy una ciudad segura y alegre como veis, pero muchos peregrinos y turistas tienen miedo y eso no es por culpa nuestra", ha afirmado Vera Baboun, la alcaldesa de la ciudad, durante un encuentro que tuvo lugar este mes con la prensa internacional. "Soy cristiano, pero también palestino y todo lo que veo contradice el espíritu de la Navidad", ha asegurado Yamal Jader, rector del seminario del Patriarcado Latino, máxima autoridad de la Iglesia católica y latina en Palestina, Israel, Jordania o Chipre.
Jader se refiere a la falta de esperanza para varios miles de los 200.000 palestinos que residen en la gobernación de Belén (el 38% de ellos son cristianos) formado por las llamadas "tres bes " (las ciudades de Belén, Beit Jala y Beit Sahur), donde la tasa de desempleo supera el 20% entre las mujeres y se acerca al 15% entre los hombres, según los datos publicados por la Oficina Central de Estadísticas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
"Cada día vienen jóvenes al ayuntamiento pidiendo trabajo", asegura Baboun. "Pero cuando lo tienen, muchos tardan dos horas ida, dos horas vuelta. Si, por ejemplo, su empleo está en Ramala. No sería así si no tuvieran que pasar por los controles israelíes", añade la alcaldesa. Una mujer fuerte, respetada en las filas del partido de gobierno, Al Fatah, viuda y madre de cinco hijos.
Pero a pesar de las dificultades, afirma B aboun, el mensaje que los palestinos de Belén quieren transmitir al mundo es "de misericordia, de vida, incluso de esperanza para quienes no tienen hogar, para quienes no podrán reunirse esta Navidad con sus familias", dice la palestina a eldiario.es en referencia a los millones de refugiados que deambulan y malviven por la zona tras los conflictos que asolan la región (Siria, Iraq, Libia o Yemen).
"Sentimos su miseria, en cuanto que más de seis millones de refugiados palestinos están aún repartidos por el mundo", se lee en el mensaje navideño del consistorio, publicado en su página web, con motivo de las celebraciones que arrancaron el pasado 3 de diciembre con el encendido del árbol de Navidad en la Plaza del Pesebre.

Ansiada mejora del turismo

"El cuarto trimestre de este año pensamos que va a ser mucho mejor que el de 2015", explica Samir Hazboun, presidente de la cámara de comercio de Belén durante su intervención en el centro asirio del casco viejo de la ciudad.
Según datos del Ministerio de Turismo palestino, el número de turistas llegados a Cisjordania cayó un 5% en la primera mitad de 2016 respecto del mismo periodo del año anterior, descendiendo aún más tras el comienzo en octubre de 2015 de la ola de violencia llamada la "Intifada de los Cuchillos". 
Una sucesión de incidentes que vinieron a desinflar la buena racha recogida en la primera mitad de 2014 cuando, además, el Papa Francisco realizó su primera visita a Tierra Santa (2,5 millones de turistas visitaron Palestina ese año). "2014 y 2013 fueron los mejores años, pero en 2015 y 2016 no remontamos", añade Hazboun.
Distrito de Belén rodeado por el muro
Distrito de Belén rodeado por el muro ANA GARRALDA
Una caída del sector que contrasta con la mejora de los datos recogidos por el Ministerio de Turismo israelí, que muestran un incremento del 2% en el número de visitas desde enero hasta octubre de 2016 y de un 38% solo en el mes de noviembre.
"Nosotros no controlamos nuestras fronteras, lo hace Israel, por eso los únicos datos que podemos tomar se basan por ejemplo en la ocupación hotelera o en el número de personas que entran en la Basílica de la Natividad, presuponiendo que todo el que viene a la ciudad entra en la Iglesia", continúa Samir Hazboun.
Pero si turistas y peregrinos dejan de visitar el distrito de Belén, la economía de cientos de familias se resiente en un territorio donde, además de la ayuda de donantes internacionales, el turismo es la principal fuente de ingresos, seguido de industrias como la del mármol, los químicos o el textil.
"Los grandes tour-operadores que traen gente a Belén son israelíes", explica Jack Giacaman, quien dirige una de las tiendas de artesanía en madera de olivo más emblemáticas de la ciudad. "Belén suele ser la visita de un día para muchos turistas que vienen desde Jerusalén", explica. "Muchos no se quedan, vienen por unas horas, visitan la iglesia de la Natividad y los guías se los llevan de vuelta a Jerusalén. Allí es donde hacen sus compras", se lamenta.
Según algunos estudios, el Producto Interior Bruto (PIB) de los territorios palestinos se incrementaría hasta un 80-85% de no existir las restricciones comerciales y de movimiento que sufren sus habitantes y empresas. Por ejemplo, la familia Khoury, los dueños de la mayor compañía cervecera palestina, Taybeh, situada al noreste de Ramala (Cisjordania) y que hoy exporta a países como España, Dinamarca o Italia, ven constantemente amenazada su producción por las restricciones impuestas por las autoridades israelíes para acceder a la única fuente de agua de la zona, el acuífero de Samia.
Además, al no contar Cisjordania ni con un aeropuerto ni con puerto comercial propios, los Khoury se ven obligados a exportar desde los puertos israelíes de Haifa o Ashdod, lo que conlleva atravesar varios puestos fronterizos, retrasando hasta en tres días la llegada del producto al lugar de embarque.
"Es muy caro porque necesitas conductores en Cisjordania y en territorio israelí", explica al teléfono Mades Khoury , uno de los hermanos que regentan la empresa. "Sin los check-points el mismo recorrido lo harías en pocas horas ", añade el palestino. Su familia regresó hace dos décadas de Estados Unidos (tras la esperanza surgida entre sus compatriotas de la diáspora una vez se firmaron los Acuerdos de Oslo), para establecer en su localidad natal la primera fábrica de cerveza de la región. "En mi caso llegué en 2007 y desde entonces la situación solo ha ido a peor", se lamenta Mades.

"Visita Palestina" o cómo atraer visitantes

La calle de la Estrella, en el casco histórico de la ciudad, se ha convertido en uno de los puntos escogidos por el ayuntamiento para intentar revitalizar el turismo de la ciudad cuando no es Navidad o Semana Santa, las épocas del año en las que se registra un mayor número de turistas.
Financiada su rehabilitación por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en el marco del programa "Belén 2000" (cuando el papa Juan Pablo II visitó la ciudad con motivo del cambio de milenio), hoy esta calle centenaria es una vía apenas transitada, flanqueada por puertas verdes y azules tras las que se intuyen las historias centenarias de sus residentes, en una atmósfera que evoca lo místico y lo espectral.
Es el caso de las familias Daud o Sacca, que emigraron de la ciudad en los años del Mandato Británico hacia países latinoamericanos como Guatemala o Jamaica, tras un florecimiento previo de las comunidades cristianas a finales del siglo XIX. "Muchos cristianos se marcharon de aquí", explica Jalil Shokeh, historiador especializado en Belén.
"Ahora el reto es que la cuarta generación vuelva", añade este experto en el casco antiguo de la ciudad, dividido en barrios como el de Tarajmeh ("traductor" en árabe), establecido en la época de los cruzados por intérpretes que trabajaban para los frailes franciscanos, llegados a esta zona en el siglo XIV y XV (fueron ellos quienes introdujeron la conocida artesanía de la madera de olivo en Belén).
Iniciativas que persiguen atraer a un turismo siempre volátil por los vaivenes de un conflicto que azota periódicamente, con mayor o menor virulencia, esta región del mundo. Belén volverá a ser este año, durante algo más de cuarenta días, el epicentro del mundo cristiano. Casi 2.000 millones de personas conectarán con la ciudad por satélite en la misa del Gallo, pero sus residentes solo piden una cosa: dignidad y libertad para promocionar lo que esta ciudad ha sido y es, desde hace más de dos mil años. 

La justicia investigará por homicidio a dos altos cargos de Feijóo por retrasar fármacos contra la hepatitis C

La Audiencia Provincial de A Coruña ordena que los dos imputados por prevaricación sean investigados también por posible homicidio de seis personas

Feijóo había calificado de "indigna" la denuncia y de "indignos" a los médicos que la formularon y siempre ha desdeñado el proceso judicial abierto

Así desveló el caso en exclusiva eldiario.es: La Fiscalía acusa al Gobierno de Feijóo de homicidio por retrasar fármacos para la hepatitis C por “razones presupuestarias”

Miguel Pardo / José Precedo
http://www.eldiario.es/

Feijóo y la conselleira de Sanidad, en una visita a un hospital
Feijóo y la conselleira de Sanidad, en una visita a un hospital
Dos altos cargos de la Xunta serán investigados por un supuesto delito de homicidio por el no suministro de los tratamientos contra la hepatitis C a seis pacientes que fallecieron. Así lo acaba de acordar la Audiencia Provincial de A Coruña, que estima parcialmente el recurso de la Fiscalía, al que se adhirió la plataforma de afectados. Los dos responsables del Sergas (Servizo Galego de Saúde)  pasan a ser imputados (ahora llamados investigados) no solo por prevaricación sino por este otro delito más grave. Se trata del  director general de Asistencia Sanitaria del Sergas –y actual gerente del área sanitaria de Vigo–, Félix Rubial, y a Carolina Gómez-Criado, subdirectora general de Farmacia
La Audiencia revoca el pronunciamento del juez del pasado septiembre y "acuerda que se tenga por dirigido el procedimiento frente a los denunciados por un delito de homicidio imprudente" y que "se les tome declaración como investigados en relación con los fallecimientos". 
El juez titular del juzgado de instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago Louro, investiga a ambos altos cargos por un supuesto delito de prevaricación, pero la Fiscalía les había atribuido también el de "homicidio por imprudencia profesional grave" al retrasar la administración de los fármacos "por razones presupuestarias", tal y como había adelantado eldiario.es. Desde la Xunta, tanto el presidente Núñez Feijóo como Sanidad defendieron que "siempre" se usaron criterios clínicos para la atención de pacientes y minusvaloraron el proceso apuntando a intereses ocultos. 
Los dos investigados comparecieron a prestar declaración a finales de abril, momento en el que descargaron toda la responsabilidad en los médicos. El magistrado había impedido entonces que tanto la Fiscalía como la representación legal de la Plataforma Gallega de Afectados por la Hepatitis C los cuestionasen sobre aspectos directamente relacionados con la posible comisión de delitos de homicidio imprudente.
Con este nuevo auto, la Audiencia ordena al juez instructor que dirija el procedimiento contra los dos denunciados por posibles delitos de homicidio imprudente en seis de los siete pacientes (concretamente los identificados del 1 al 5 en la demanda así como el número 7), por lo que se les volverá a tomar declaración como investigados por dichos delitos.
La plataforma ha manifestado ya su "deseo" de que "la citación para esta nueva declaración se produzca lo antes posible y que se imprima a la causa un ritmo razonable en la práctica de las diligencias que permitan aclarar los hechos denunciados". "Llevamos un año prácticamente perdido, lo que provoca angustia y descontento tanto en las familias directamente afectadas por los fallecimientos como en el conjunto del colectivo de personas afectadas", dicen en un comunicado.
La aceptación de este recurso de la Fiscalía llega después de que la Audiencia Provincial desestimase el presentado anteriormente por los abogados del Sergas, en el que solicitaban el archivo de las diligencias y la exoneración de los dos encausados.
Este nuevo delito por el que serán investigados los dos altos cargos del Sergas acaba con el argumento empleado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para evitar su destitución, ya que siempre se encargó de aclarar que sólo estaban imputados por un delito de prevaricación administrativa. Incluso había llegado a calificar de "indigna" la demanda y de "indignos" a los médicos que la formularon. Además, atribuía las demandas a "líos que hay en los hospitales entre servicios y en los mismos servicios" y había ido más allá atribuyéndole a la oposición las acusaciones de la Fiscalía, que creía un "disparate", "insulto" o "juicio sumarísimo a la sanidad pública gallega"
Para la plataforma, esta nueva situación "exige" que "dos personas a las que se atribuye judicialmente la comisión de delitos graves sean inmediatamente apartadas de sus cargos, toda vez que el argumento a lo que el presidente de la Xunta se aferraba ha sido, también, rebatido.
Quique Costas, portavoz del colectivo, considera "muy importante" el auto y cree que confirma la "evidencia de que las muertes causadas por un comportamiento delictivo suponen un homicidio". Además, advierte que la nueva imputación "ratifica" el que siempre denunció el colectivo: "que los recortes matan y que estas muertes fueron inducidas por la Administración".
Advierte que el presidente de la Xunta tendrá que "cambiar de argumentos" y le pide que "cese inmediatamente" a dos altos cargos de la Administración "imputados nada más y nada menos que por homicidio".

martes, 20 de decembro de 2016

EEUU al desnudo: Trump entrega la política exterior a ExxonMobil

NAZANÍN ARMANIAN
http://www.publico.es/

Resultado de imaxes para ExxonMobil y la contamimacion
Las petroleras de EEUU pasan de influir en la política exterior del imperio a tomar sus riendas. Donald Trump ha presentado a Rex Tillerson, el director de la petrolera ExxonMobil, la empresa más grande del mundo, como su candidato para la Secretaría de Estado. Los últimos representantes de esta industria en un gobierno de EEUU fueron George W. Bush vinculado a Enron, Condoleezza Rice de Chevron y Dick Cheney director de Halliburton. El nombramiento de Tillerson consolida el perfil agresivo y reaccionario de un gabinete de millonarios parásitos y buitres en el que estará también Steven Mnuchin, socio de Goldman Sachs en el cargo de Secretario del Tesorero, el que amasó fortunas comprando viviendas embargadas. ¡Un gobierno para servir a los “obreros olvidados de América” que prometió Trump!
El régimen de Trump se prepara para lanzarse a la batalla mundial por el control de los últimas reservas de petróleo y gas sin necesidad de inventarse cuentos de “armas de destrucción masiva” o “la lucha contra el terrorismo”, garantizando el estado de guerra constante en las regiones estratégicas del planeta.
Un cuasi-estado paralelo
ExxonMobil, al que el periodista Steve Coll define como un imperio privado que busca sus propios intereses sin lealtad alguna hacia EEUU, actúa como un poderoso estado paralelo, por ejemplo, ignoró la política de Barak Obama de respetar la integridad territorial de Irak y su soberanía formal y firmó contratos de perforación petrolera en la  región autónoma kurda a espaldas de Bagdad (¡James Jeffrey, exembajador de EEUU en Irak y Turquía entre 2008 y 2012, fue asesor de la petrolera!). Pero para la opinión pública de EEUU lo peor es que Exxon trabaja con el enemigo ruso. El futuro Secretario de Estado posee 2,5 millones de acciones de la compañía y también el propio Trump es su accionista. La pregunta de si Tillerson podrá separar los intereses privados de los del Estado carece de sentido en un sistema político donde mandan las corporaciones armamentísticas, farmacéuticas, financieras, petroleras, etc. y hacen virguerías para no pagar ni el ridículo impuesto que se les pone a los ricos. La consigna de “América primero” del demagogo Trump -quien fabrica sus productos en China, Honduras o Bangladesh y presume de no pagar impuestos-, sería sensata sólo si consideramos que América es él y los oligarcas del país.
“El dinero primero”
Los opositores a la candidatura de Rex Tillerson, en su mayoría rusófobos y pro israelíes, dudan de su lealtad a la patria por los estrechos  lazos que tiene con Vladimir Putin y haber recibido la medalla de la Orden de la Amistad rusa. Pero, “Rex” también es bien recibido en Arabia Saudí o en Nigeria, otros 50 países.
ExxonMobil que lleva trabajando en Rusia desde hace 20 años, ha creado la asociación Exxon Neftegas con la rusa Rosneft para llevar a cabo el proyecto Sakhalin de extraer gas del Ártico, y también explorar juntas las tierras de Rusia, EEUU y otros países. Tillerson que está en contra de las sanciones económicas como castigo político, tuvo que paralizar dichos proyectos, quejándose de grandes pérdidas (en dólares que no en daños irreparables en el ecosistema del Ártico). Por cierto, ¿Autorizó Washington la unión de la OPEP con Rusia?
Exxon que está presente también en Vietnam, en cuyas aguas disputadas con China, ha encontrado gas, controla el gas de Qatar- la tercera reserva mundial-, y ha sido invitado por Irán para que regrese al país donde entró tras el golpe de estado de la CIA en 1953 contra el gobierno del Doctor Mosadeq, quien nacionalizó la industria petrolífera.
El significado de su nombramiento
  1. Supone una negación a la proclamada “política aislacionista” de la Administración Trump.
  2. Aleja la amenaza de una guerra con Rusia, aunque la OTAN seguirá con la táctica de “Anaconda” de cercarle con bases y misiles, y la CIA continuará con la estrategia de provocar tensiones étnicas y religiosas en sus fronteras y en el interior de la Federación Rusa.
  3. La continuidad de la política de Obama en desligar la política exterior de EEUU en Oriente Próximo de los intereses de Israel. Pues, a mayor peso de “petróleo” en la política de éste país, mayor acercamiento a los productores –Rusia, Irán y los árabes-, y por ende mayor perjuicio para Israel. ¿Volvería Netanyahu a cometer sus errores con Washington?
  4. Mantener a Irán en el centro de las disputas internacionales. Siendo la primera reserva mundial de gas y el segundo productor de la OPEP, Irán es toda una tentación para Exxon. Desde que en 2007 Halliburton abandonó Irán por las presiones del Congreso de EEUU, las compañías europeas, chinas y rusas campan a sus anchas en el país. Está por ver si Tillerson, que ya tiene la invitación de Teherán, consiga la autorización de las cámaras legislativas y sortear la presión de los diputados proisrailíes y pro saudíes que no se conforman con menos de un “cambio de régimen” en Irán.
  5. Desde Arabia Saudí, cuyo régimen invirtió durante décadas ingentes petrodólares en las familias Bush y Clinton, muestra su disgusto hacia Trump, al igual que no ocultaba su repulsa hacia Obama. El futuro presidente se ha quejado de que la seguridad ofrecido por EEUU a Arabia no ha sido recompensada debidamente (a pesar de haber saqueado el país y convertirlo además en su base militar y almacén de armas). Es posible que Trump reduzca el peso político de este país en su agenda, ahora que dicen gozar de la autosuficiencia energética, dejándole abandonado en la guerra contra Yemen, o en patrocinar el yihadismo sunnita. Lo más seguro es que uno de los principales desafíos de Tillerson será “gestionar” la tensa Guerra Fría entre Teherán y Riad, impidiendo (o no) un choque directo entre las dos productoras de petróleo.
Los EEUU de Trump parece querer tomar distancia de Israel y Arabia saudí  para acercarse a Irán y Rusia, volviéndoles locos a los analistas que suprimen el concepto de “intereses de clase” de la élites mundiales, sus alianzas y sus choques, y se olvidan de fijarse en la situación de los trabajadores como el principal criterio para calificar un sistema político.
En este inquietante y oscuro escenario, que echa por tierra las opiniones que daban por cerrada la era de las guerras por el petróleo, Tillerson afirma haber promovido un mundo que fuese bueno para la producción de Oro Negro y Azul, aunque no precisa el  cómo, a precio de cuántas vidas humanas y la destrucción de cuántos Estados.  Dijo Trump “Sólo estoy interesado en Libia si cogemos su petróleo….para que China no se lo lleve”. El trampismo “sensato” se deshace aquí del falso moralismo de los neoliberales belicistas hambrientos de recursos y su defensa a los “derechos humanos” en las regiones estratégicas del planeta. ¿Dónde será la próxima petro-agresiones?
Resultado de imaxes para ExxonMobil y la contamimacion

Alepo y la desinformación

EUGENIO GARCÍA GASCÓN
http://www.publico.es/

Resultado de imaxes para Alepo y la desinformación
La activista y periodista canadiense Eva Bartlett ha causado una pequeña conmoción con este video (https://youtu.be/NCfw23f0Qz4) en el que critica a los medios occidentales por confíar demasiado en grupos interesados en un “cambio de régimen” en Damasco y que están detrás de la mayor parte de la información procedente de Alepo, una ciudad que ella ha visitado.
Bartlett recuerda que no hay organizaciones no gubernamentales occidentales en Alepo este y que los distintos medios confían en personas y grupos interesados que difunden una información que no se puede contrastar.
Por ejemplo, se fían de lo que dicen los llamados Cascos Blancos, un grupo fundado por un veterano militar británico en 2013, que ha tenido una gran repercusión en Occidente. Los Cascos Blancos pretenden ser neutrales aunque se financian con decenas de millones de dólares de Estados Unidos y distintos países europeos que apoyan a los insurgentes, incluidos a los yihadistas. Aunque pretenden ser neutrales, los Cascos Blancos han sido fotografiados con armas y con cadáveres de soldados sirios en Alepo. Eva Bartlett recuerda que los Cascos Blancos “han reciclado” a niños sirios de Alepo para distintos reportajes, como es el caso de la niña Aya, de tres o cuatro años de edad, que aparece en tres fechas distintas en tres lugares distintos, en videos que han dado la vuelta al mundo. Bartlett considera que la información procedente de los Cascos Blancos “no es creíble”, como no es creíble la información procedente de fuentes anónimas o del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG que se significa continuamente contra el gobierno de Damasco, que tiene su base en el Reino Unido y que en teoría está formada por un solo hombre, un sirio exiliado.
Bartlett sostiene que los periodistas occidentales no cuentan con fuentes creíbles sobre lo que ha ocurrido en Alepo este, y sin embargo los “grandes medios corporativos” sí que tienen una “agenda” consistente en provocar “un cambio de régimen” en Damasco. “¿Cómo pueden mantener los medios occidentales que el ejército sirio está matando a civiles en Alepo cuando cada una de las personas que ha salido de las zonas ocupadas por los terroristas dice exactamente lo contrario?”
A estas alturas del conflicto que dura casi seis años, está muy claro que la información ha sido la gran perdedora de la guerra en Siria, y que no ha perdido solo en Alepo estos últimos días sino desde el principio de las revueltas en marzo de 2011.
Pero esto no es la primera vez que ocurre. Basta recordar lo que sucedió con la guerra de Irak de 2003, donde la desinformación campeó a sus anchas en los medios occidentales que no pararon de decir una mentira detrás de otra instigados por los jefes de gobierno occidentales para justificar la invasión de Irak.
Resultado de imaxes para Alepo y la desinformación

La guerra de civilizaciones de Andrea Levy

JUAN CARLOS ESCUDIER
http://www.publico.es/

Andrea Levy: ¡Arriba las manos, esto es una criminalización mundial de inocentes!
Mucho antes de que la policía alemana hablara de “presunto” atentado o de que la burra de Ferreras volviera al trigo en otro de sus especiales concéntricos, ya había en el PP quien explicaba que el reguero de muertos que había provocado en Berlín el conductor que lanzó un camión contra un mercadillo navideño era la expresión del “choque de civilizaciones”, del conflicto entre dos modelos: el de las democracias liberales que han consolidado sus derechos y el de otros países en los que la religión –léase el Islam- fomenta esta violencia en una guerra no declarada abiertamente. El intento de Andrea Levy de batir el récord mundial de simpleza puede escucharse aquí a partir del minuto 35. Lo consiguió en un solo intento.
Sería muy largo y cansino destripar el supuesto marco teórico con el que Huntington, y antes que él Fukuyama, aspiraban a apuntalar ese pretendido nuevo orden mundial que había enterrado las ideologías tras la apabullante victoria del liberalismo, lo que autorizaba a Occidente –es decir a Estados Unidos- a exportar su democracia a todos los rincones del planeta aunque fuera a cañonazos. No han sido pocos los autores que han derribado de un soplido este castillo de naipes y han mostrado que la llamada lucha de civilizaciones es en realidad la pugna entre dos fundamentalismos que tienen la misma raíz, y que lo que pretenden es legitimar su superioridad y hacer insuperables las diferencias que están en el origen de toda sociedad.
El peligro de considerar que un atentado es la manifestación de una guerra encubierta entre nuestras democracias estupendas y una religión que ha fanatizado a sus fieles lleva inexorablemente a calificar de enemigos a quienes la profesan, que adquieren automáticamente la categoría de potenciales terroristas. Es la mejor justificación de la xenofobia y, en último extremo, de la aniquilación de esos adversarios allí donde se encuentren. Trump, ya proclamado presidente de EEUU, vendría a ser el moderado de esta causa.
Levy y los que piensan como ella ignoraran un hecho trascendental, y es que la inmensa mayoría de las víctimas de esa otra supuesta civilización que nos mata en los trenes, en las discotecas o en los mercadillos de Berlín no son occidentales sino musulmanes, y si Ferreras se propusiera hacer especiales sobre cada matanza en Siria, Irak, Afganistán, Nigeria o Yemen, por poner sólo unos ejemplos, llenaría él solo a diario la parrilla de La Sexta. Se pasa por alto también la enorme contribución que la civilización guay, la que Huntington llama Occidental (la liberal, constitucionalista, igualitaria y amante de los derechos humanos) ha tenido en el auge de ese integrismo que ahora se quiere combatir.
Resultado de imaxes para Atentado berlin
Muchos de los terribles atentados que ha sufrido Europa han sido perpetrados por miembros de segundas y hasta de terceras generaciones de inmigrantes y no por lobos solitarios enviados desde desiertos lejanos por tarados con turbante. La conclusión que se ha extendido es que las redes sociales son el brebaje de la radicalización, que también, cuando lo más sensato habría sido hacer hincapié en el fracaso de unos modelos de integración que, entre luces de neón, perpetúan la pobreza de los acogidos, les recluye en guetos o, simplemente, les invisibiliza.
En la rebelión de los banlieue parisinos de hace más de una década se hizo patente este fenómeno. Sólo un miembro de la Asamblea Nacional francesa, el representante de una isla del Índico, era de origen magrebí. En España, sin ir más lejos, los inmigrantes sólo existen como mano de obra de usar y de tirar cuando vienen mal dadas, sin que preocupe mucho encontrar un cauce razonable de participación de varios millones de personas a los que se pide integración y se les niega la posibilidad de elegir a quienes deberían representar sus intereses en el Parlamento.
Hay terroristas musulmanes, católicos y ateos y todas sus acciones son execrables. Son bárbaros que no representan a ninguna civilización que pueda definirse como tal. Para combatirles habrá que estar vigilantes, sin que ello implique limitar los derechos fundamentales de los ciudadanos y desfigurar la democracia hasta hacerla irreconocible. No estamos en la guerra de Levy ni es preciso ningún estado de excepción.
Resultado de imaxes para Juan carlos y sus amigos arabes

sábado, 17 de decembro de 2016

El porno en África: entre la visión salvaje occidental y la doble moral africana

Alejandro de los Santos
http://www.afribuku.com/

Sentimos desilusionar a las miles de visitas que se encontrarán con el siguiente artículo, pues está bastante lejos de servir como guía de películas porno africanas. Desde la publicación en afribuku del texto sobre el mito del sexo sobredimensionado de los negros en 2013, un buen puñado de usuarios ha descubierto un análisis que poco debe interesar a quien busca términos en Google como “hombres negros de churos grandes”, “sexo de negros con animales”,”negrito y blanca sexo”. Lamentamos interrumpir su propósito, pero esto va de otra cosa. De porno, sí. Y, ¿para qué hablar de porno? Hasta hace relativamente poco, reflexionar sobre la industria del porno escandalizaba a más de uno, incluso en el ámbito académico, y sin embargo, es una materia que alcanza unos índices de adhesión descomunales en plena era de la información. Se sabe que un 12% de las páginas de Internet son de contenido sexual explícito y que es la segunda industria del entretenimiento con mayor facturación por detrás de los videojuegos y muy por delante del cine o de la música. Según la mayor encuesta sobre el consumo de pornografía a nivel internacional que se ha realizado hasta el momento, uno de cada tres hombres consume porno a diario y una de cada cuatro mujeres se expone a estos contenidos todas las semanas. A pesar de las gigantescas cifras de exposición, los estudios profundos sobre el porno en el mundo occidental son exiguos y en África casi brillan por su ausencia.
Es imposible hacer un recuento exhaustivo de la producción pornográfica africana u occidental en África, pues desde los últimos años cualquier usuario de un teléfono móvil con cámara puede grabar y subir un vídeo a cualquier plataforma de visualización gratuita. De hecho, la gran mayoría del porno africano es de calidad amateur y casi se pueden contar con los dedos las producciones con guion, actores e implicación financiera. Al observar con atención las películas de mayor envergadura presupuestaria, podremos hacernos una idea de la representación de África que más despierta el deseo sexual de un público, que como ocurre en general en el mundo del porno es masculino, occidental y heterosexual, tal y como critica la actriz porno española Amarna Miller en una entrevista de la revista Jot Down.
Cabe diferenciar dos universos casi paralelos entre producciones occidentales y locales. Los  directores extranjeros percuten una y otra vez en los mismos argumentos preconcebidos que han empapado el imaginario occidental a lo largo de los siglos: África territorio primitivo y salvaje abierto de par en par a los apetitos del extranjero. En contrapartida, la relación de los africanos con el porno fluctúa entre el rechazo firme por la supuesta inmoralidad de su propósito, que alcanza el extremo de la prohibición en un cuarto de los Estados africanos, y el interés velado de medio continente que se asoma cada vez más a los portales de visionado online gratuito. Aunque como veremos más adelante, la definición de pornografía no siempre es entendida del mismo modo por todo el mundo y su uso ha sido desvirtuado en ocasiones para condenar a activistas o ciudadanos que se salen de la norma.

La vuelta a la tribu y el safari sexual

1563-1953-mogambo-usa-182541
Al igual que para Hollywood, África ha sido para la industria del porno un escenario recurrente para la construcción de fantasías amorosas cautivadoras. Si en Mogambo de John Ford, África era el decorado perfecto para el trío amoroso entre Clark Gable, Grace Kelly y Ava Gardner, en la mayoría de las películas porno occidentales cuya trama se desarrolla en África, el continente negro es el paisaje perfecto donde recrear las aventuras extravagantes de los antiguos exploradores y viajeros. En efecto, si hacemos un breve barrido en Google, el safari sexual en plena naturaleza exótica por África es el planteamiento que más se repite. Escenas que nos trasladan a un territorio tribal donde lo humano casi se confunde con el mundo animal. La búsqueda desesperada del frenesí en un mundo alejado de la civilización donde todo es posible, un hábitat desacomplejado y fuera de contexto donde todo es posible. Como sucede en la película Africa Rising de Heatwave (1997), que abre su primera escena con un norteamericano armado vestido de camuflaje que entre los matorrales de la sabana divisa a una joven africana huyendo de un cocodrilo. El hombre la abraza y ahí, sin más, se inicia la escena amorosa. En otra escena, un africano sale de una choza a ritmo de tambores y con torpes danzas tribales posee a una extranjera atada a un árbol, como si fuera el preludio de una muerte caníbal. Es especialmente esclarecedor el argumento de la película Africa Erotica de Louis Soulanes (1970), traducida al español como Jungla erótica“Jóvenes mujeres tienen aventuras en la selva africana… donde son acosadas por hombres amables y animales salvajes”. Y a juzgar por el cartel del film, no hace falta explicar mucho más.
afrer
La representación del safari más abominable y nauseabunda es obra de la producción alemana de bajo coste Safarisex, en la cual las mujeres africanas son tratadas como auténticos animales. Un grupo de hombres viaja a Sudáfrica y toma por rehenes a jóvenes locales a las cuales maltratan manifiestamente atándolas por los pezones con cadenas de hierro, golpeándolas o agarrándolas por el cuello. El machismo, la atrocidad de las escenas y la explotación de las chicas que desprenden las imágenes son escalofriantes. Los responsables deberían ser denunciados y los vídeos tendrían que ser retirados inmediatamente de Internet. Las grabaciones han sido reproducidas cientos de miles de veces y algunos usuarios no dudan en atacar a los autores en la sección de comentarios acusándolos de nazis y o racistas. Aunque no todo el mundo comparte la misma opinión y hay quien parece excitarse con las escenas: “Sexy nice” o “me gusta”, escriben dos usuarios. Si navegamos un poco más por la red podremos encontrar un portal llamado African Sex Slaves (Esclavas sexuales africanas) que reúne vídeos de pago que recuerdan más a 12 años de esclavitud que a la película de John Ford citada más arriba. Una forma degradante y enfermiza de humillar la integridad física femenina.
paradies_liebe_011
Fuera del género pornográfico una de las películas relacionadas con África más polémicas de los últimos años ha sido Paradise: Love del director austríaco Ulrich Siedel. Grupos de mujeres entradas en los sesenta viajan de vacaciones a la costa de Kenia de vacaciones a la caza y captura de aventuras sexuales fáciles con jóvenes africanos. Las escenas son largas y bastante explícitas, y la obra tiene la virtud de aproximarse a una realidad sórdida pero que se presenta de forma frontal, despojada de cualquier victimismo barato. Tras su estreno en el Festival de Cannes en 2012, la crítica no tuvo ningún pudor en tacharla de obscena y escabrosa. Carlos Boyero afirmó que la obra induce “un sentimiento de asco físico y mental en el espectador”. Lo que muchos repudian en un largometraje de ficción no recomendado para menores de 18 años, es una reproducción a todo color de los mecanismos del turismo sexual en diversos puntos geográficos del continente africano. Asimismo, este argumento del road trip o viaje sexual por África se encuentra en el centro de las producciones pornográficas occidentales en África: la recreación de la fantasía de poner un pie en el “continente negro” y conquistar a quien se ponga por delante.
Un ejemplo claro de ello son los vídeos de African Fuck Tour. Un joven viajero occidental recorre África subsahariana y se graba a sí mismo manteniendo relaciones sexuales con diferentes mujeres africanas. En la imagen de fondo de la página web se aprecian fotografías del pasaporte del autor llenas de sellos de los diferentes países por donde ha pasado, en una demostración de buen conocedor del continente y de sus mujeres, a quienes describe en los siguientes términos: “Grandes tetas negras, culo negro redondo, adolescentes de ébano y chicas negras de todos los tamaños y formas que muestran en qué consiste el sexo africano”. De entrada el reclamo con el que pretende llamarnos la atención es con el color de la piel de las jóvenes, que se repite en cuatro ocasiones en una misma frase, si contamos el eufemismo “ébano”. Esto nos recuerda los datos del portal Pornhub de 2015 sobre hábitos de consumo del porno: el décimo término más buscado en todo el mundo fue “black” (negro). La misma obsesión patológica con el color negro que en su día criticó Chinua Achebe en su ensayo sobre El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, en la que arremete contra el británico por la obstinación que tenía con la raza negra: “Una figura negra se levantó, dando zancadas con largas piernas negras y agitando brazos largos y negros”. Nos permitimos imitar la ironía del escritor nigeriano y retomamos la frase del autor de la web: “¡Como si pudiéramos esperar unas grandes tetas y un culo blanco redondo!”.
nakedcontinent
Al mismo corazón de las tinieblas creen viajar unas jóvenes refinadas para conocer de cerca las costumbres y tradiciones de los masáis en la serie japonesa Naked Continent. Unas niponas se inmiscuyen en una tribu y en el intento de mostrarse más integradas en el ambiente, deciden  prescindir del sujetador para estar a la misma altura que las africanas que afloran en la escena. En los momentos de intimidad se apartan de la vida comunitaria con jóvenes masáis vestidos con atuendos tradicionales y, tras las repetidas muestras de sorpresa al descubrir los atributos del amante, mantienen relaciones sexuales en plena naturaleza. La imagen de África que se proyecta en este caso remite al mundo primitivo desposeído de tabúes, a pesar de que en todas las películas de esta colección las partes íntimas quedan camufladas con un parche borroso. Natural High, la empresa de producción de la serie, atormentada de remordimientos de consciencia y angustiada por la pobreza en la región de Kenia donde habían rodado, al acabar el rodaje entregó 10.000 dólares a una organización de la zona y decidieron donar 10 dólares por cada copia vendida de las películas. No hay nada como una buena acción humanitaria…
El calco más flagrante del turismo sexual en el norte de África es una producción de cine porno gay francesa. Tunisian Holiday es fiel a la dinámica de los occidentales que viajan cada verano al encuentro de jóvenes tunecinos que cada verano se agolpan en las playas de Hammamet, Djerba o Sousse con la intención de ligar con algún occidental a cambio de dinero o de un “passeport rouge” (pasaporte europeo).  A principios de los 90, cuando Túnez se abría al turismo, el director de cine Nouri Bouzid denunciaría en la película Bezness, nombre que deriva de la palabra business (negocio) en inglés y como se conoce a nivel popular esta práctica, el crecimiento galopante del turismo sexual masculino en un país donde “la belleza masculina es una de las grandes riquezas”, tal y como afirma uno de los personajes de la obra. Un contexto en el que los viajeros franceses sienten el morbo de tocar un fruto prohibido por la religión y de trasvasar los muros de la legalidad en un país que donde la homosexualidad sigue siendo ilegal.

África, entre la hipocresía y la reapropiación de las narrativas

joachimkessef
En una entrevista de la revista francófona Jeune Afrique a la mayor estrella africana del cine porno a escala internacional, el togolés Joachim Kessef declaró que le gustaría producir “contenidos light” 100% africanos “para mover las barreras de la hipocresía”. Lo dice quien ha actuado en más de 2.000 películas de sexo explícito, que se ve obligado a ocultar su profesión en su país de origen pues no se tolerarían algunas de sus actuaciones. La publicación de esta noticia en la página de Facebook de la revista desencadenó 621 comentarios que en gran parte se quejan de la banalidad de la información y por otra parte se extraen informaciones como “no es digno de ser hijo de África”, “¿queréis alentar que los hijos de África se hagan pornográficos?” o “¿no habéis encontrado otra forma mejor de humillar a Togo?”. El porno sigue siendo un tabú no siempre comprendido por una mayoría en un continente donde es considerado ilegal y duramente castigado en 13 países.
Se puede comprender que la moralidad de un país determinado no encaje con ciertos contenidos que puedan ir en contra de la idiosincrasia nacional. Con todo, existe una distancia abismal entre lo que queda manifiesto en el ámbito de lo público y las revelaciones de las estadísticas de Google y de algunos portales de contenido pornográfico. Nigeria es un caso paradigmático en este sentido. Hace unos años, varios directores de Nollywood, la industria de películas amateur de Nigeria, anunciaron una nueva era de producciones pornográficas nigerianas. Tal y como critica la bloguera Cosmic Yoruba en el artículo Sex, Nollywood and Nigerian hypocrisy, esa serie de películas contiene escenas de sexo pero están muy lejos de considerarse pornográficas pues se prescinde de las imágenes explícitas que caracterizan a este género. Son simplemente secuencias donde el sexo aparece de forma más evidente, como en tantas otras producciones de Hollywood con las que el público está completamente familiarizado. El hecho de que sean Made in Nigeria y  narren situaciones cotidianas ha acarreado el enfurecimiento de parte de una sociedad que, en palabras de la autora, mantiene “una actitud esquizofrénica con respecto al sexo”, a pesar de que es el primer país africano en visualizaciones de vídeos porno en Internet y que según la autora se posiciona en quinto lugar a nivel mundial en la búsquedas en Google de porno gay.
maxresdefault
Lobna Abidar en “Much Loved” de Nabil Ayouch
En el norte de África, exceptuando Túnez, la pornografía es ilegal en el resto de países. Aunque según datos ofrecidos por Google, Egipto es el segundo país del mundo que más términos busca relacionados con el porno en Internet y Marruecos el quinto. Y en toda la franja septentrional la palabra que más veces se introduce en la barra de búsqueda es “sexo árabe”. En unas sociedades con una fuerte represión sexual provocada por los convencionalismos religiosos y sociales, y una falta de educación sentimental inquietante, no es de extrañar que los usuarios busquen contenidos que les hagan fantasear con situaciones más cercanas a su realidad, escenas que se podrían dar a la vuelta de la esquina y que se les es negada. Y efectivamente, no nos consta la existencia de producciones pornográficas propias, a pesar de ser este un adjetivo que se utiliza muy a menudo cuando se estrena alguna película que toca algún aspecto relacionado con la sexualidad. El clásico tunecino Halfaouine de Férid Boughedir es todavía recordado por algunos tunecinos como un “film érotique”, por el mero hecho de mostrar los primeros deseos sexuales de un preadolescente al ver a mujeres aseándose en un hamam. En Marruecos el pasado año saltó la polémica por el estreno de la película Much Loved del director marroquí Nabil Ayouch en el Festival de Cannes por poner en imágenes los senderos más oscuros de la prostitución en Marrakech. Acusada de “pornografía” por varios sectores de la sociedad y prohibida por el Ministerio de las Comunicaciones, el revuelo de la película ha sido tal que la actriz principal, Lobna Abidar, tuvo que salir corriendo del país tras ser agredida en la calle y ser posteriormente ignorada por la policía marroquí. Si bien el director se recrea en las tomas más explícitas con un sensacionalismo que aleja la obra del supuesto propósito de abrir debate, el film de Ayouch no tiene nada de pornográfico.
Aunque la interpretación más interesada y manipuladora del término se ha producido en países donde la pornografía es asunto vetado y sirve como pretexto para condenar a alguien que denuncia algún mal interno o entra en conflicto con la moral local. Uno de los casos más alarmantes fue el de la periodista Chansa Kabwela, redactora en jefe del periódico The Post, que envió a las autoridades de Zambia una fotografía de una mujer dando a luz en la calle para evidenciar las condiciones sanitarias del país y fue encarcelada por “puesta en circulación de imágenes pornográficas. Tras la presión de algunas asociaciones en favor del cumplimiento de los derechos humanos quedó absuelta de las acusaciones. La misma suerte corrió la artista de pop ugandesa Jemimah Kansiime (foto de portada a la derecha), recluida por grabar un vídeo en tanga que fue tachado de pornografía.
jaky
Jacky Kapo, director porno de Camerún.
Jacky Kapo, director camerunés, es uno de los pocos africanos que se atreve a hacer porno sin ningún tipo de tapujos. Si bien hay que decir que el llamado “rey del porno africano” fundó su empresa de producción en París y ha rodado parte de sus obras en Francia. En un continente en el que el porno no es bien acogido, sus películas se distribuyen sobre todo en Francia y se dirigen principalmente a un público occidental. En la línea de las filmaciones occidentales en África, Jacky Kapo es autor de una serie conocida como Africa X Sauvage (África X Salvaje), en la que capta a varios africanos manteniendo relaciones sexuales en espacios naturales y en lugares inverosímiles como en lo alto de un árbol. De nuevo el africano salvaje cercano al animal, expreso en el propio título de la cinta, aunque esta vez el estereotipo primitivista es reproducido por un africano. Otra de sus creaciones más exitosas es “Jacky Kapo piège les touristes” (Jacky Kapo engaña a las turistas), cuyo hilo argumental reside en el engaño de turistas blancas que viajan a África de vacaciones. En este caso hay una inversión de los roles en relación a las películas extranjeras y es el africano quien toma la sartén por el mango, mostrando el mito de la blanca extranjera como presa fácil. El mismo esquema que desarrolla Franz Fanon sobre las relaciones interraciales en las que las mujeres blancas se dejan seducir casi sin oposición, a semejanza de la actitud laxa de Desdémona ante los encantos de Otelo en la obra de Shakespeare.
Sudáfrica es uno de los casos más polémicos y contradictorios ligados al género del porno. De acuerdo con un artículo de la célebre revista francesa Les Inrocks, algunos sondeos indican que la mayoría de la población sudafricana se opone a la pornografía y el ministro del interior, Malusi Gigaba, llegó a proponer un proyecto de ley que obligase a las operadoras telefónicas a bloquear todo contenido pornográfico. Aunque el porno a día de hoy sigue siendo legal. Y no sólo. Sudáfrica es el décimo país con mayor paridad entre hombres y mujeres en el acceso a vídeos pornográficos, por encima de España, Noruega o Estados Unidos, según datos de Pornhub. En lo que se refiere a las creaciones locales, Sudáfrica también ha sufrido el traspié de la segregación racial y la mayoría de la producción pornográfica está en manos de la población minoritaria blanca, al igual que una gran proporción del sector audiovisual en general. Desde los años 80, únicamente una película porno mezcló a actores negros y blancos, y tan solo en el año 2010 llegó a las pantallas la primera propuesta pornográfica nacional cuyo casting estaba formado exclusivamente por negros. Mapona funcionó además como proyecto de sensibilización sobre los riesgos de no usar el preservativo en uno de los países más contaminados por el virus del sida. Según el propio productor, Tau Morena, fue una forma de quebrar ciertos estereotipos sobre los negros en Sudáfrica de personas irresponsables, culpables de la expansión de la enfermedad.
mapona-fb
Algunos de los actores de “Mapona”.
También en 2010 se estrenó la primera película del género en afrikáans, Kwaai Naai del director Johann Greeff. La trama versaba sobre un ama de casa que es infiel cuando su marido sale de casa con el jardinero. Un planteamiento a priori estereotipado y manido dentro del porno, con la diferencia de que el que cuida el césped y los rosales es otro afrikáners, algo insólito en un sector de la población sudafricana acostumbrada a que ese tipo de trabajos los hagan los negros. Greeff recibió cuatro o cinco amenazas de muerte por la película y le supuso la ruptura con parte de la familia. La película se convirtió rápidamente en la segunda obra de cine para adultos más vendida de Sudáfrica. Y el director se siente orgulloso y explica sus razones: “He cubierto un vacío en el mercado. He ayudado a la gente. ¿Por qué el porno debería estar destinado solo a aquellos que hablan inglés?”.
Esta misma idea de la auto-representación, la de querer ver escenas de sexo de tu mismo entorno, se repite en palabras de Greeff, en los contenidos adaptados a la moral de los africanos que le gustaría hacer a Joaquim Kessef o en las búsquedas de los norteafricanos en Google. Es exactamente el mismo sentimiento que motiva a mujeres profesionales del sector como Amarna Miller a lanzarse a crear contenidos adaptados a la sensibilidad femenina y cuestionar un modelo narrativo de dominación masculina. Es comprensible que alguien de Ciudad del Cabo, Luanda o Dakar se sienta más atraído por escenas en las que de cierta forma se sientan reflejados por películas que los traten como salvajes. Toca asumir que el porno es una realidad cotidiana de las poblaciones urbanas de todo el planeta y, por supuesto, de África. Datos como los ofrecidos por Pornhub que señalan que en el período de 2014 a 2015 el país que mayor crecimiento registra en el acceso a vídeos pornográficos a través del móvil a escala internacional ha sido Etiopía, hablan por sí solos. ¿Tal malo sería que un etíope decidiera rodar una película para adultos siguiendo su propia sensibilidad? Asimismo, el cine para adultos tiene la capacidad de influir sobre los comportamientos sexuales del público y sobre el imaginario de las personas. Al igual que Mapona surge como forma de autoafirmación ante un panorama excluyente y racista en Sudáfrica, la existencia de obras creadas a la manera local pondría en entredicho los esquemas de un modelo imperante caracterizado por la degradación de la mujer, la animalización de los africanos y el embrutecimiento de los negros en general. Y ya va siendo hora.